2 jun. 2008

Susurros


Los sueños se vuelven horas al compás de una voz que acaricia el cuerpo, en el diminuto espacio entre el querer y el deseo. Mientras la risa se hace cómplice del momento, y surcan las palabras los recónditos trazos de mi cuerpo.

Y tú te haces protagonista de la escena que recreo, mientras susurras pausado el amor en mi cuello, ¿sientes mi aliento? Te vuelves dueño de mis besos, y la distancia se rompe cuando al dormir me sueñas, y el tiempo se vuelve un latir si al escucharte, te siento.

Dejan de correr los segundos para volverse reloj de respiraciones lejanas, unidas en la cercanía de dos almas, que se buscan pasionales entre las sábanas. Olvido la lógica sobre la mesilla de noche, para volverme la presa de los gemidos que escondes.

Iraunsugue Eternia

4 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Como siempre, eres capaz de transmitir, a través de tus escritos, esas sensaciones que yo solo puedo limitarme a sentir.

Besos desde mis propias sábanas.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Soy las palabras de tus pensamientos y tus silencios el eco de mis emociones…

Besos de me cuelo en tu cama.

haThus dijo...

¿Eres las palabras de mis pensamientos? Eso explicaría por que las tuyas son las últimas que oigo cada noche antes de quedarme dormido.

Besos de eso es casi lo que nos falta.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Jajajjaa y yo las tuyas, ambos somos las palabras del pensamiento del otro.

Besos de nada sobra.