4 jun. 2008

Susurros en el silencio

Ha aprendido a volverse cálida entre sus brazos, mientras acaricia con sueños el sentir de su piel, y lame las horas que pasa con él. Como si fuese el último reducto seguro donde puede esconderse se hace parte de su cuerpo. Lo atraviesa con besos fugaces que se tornan tranquilos contra sus labios, despacio, muy despacio, reinventa las caricias sobre su pecho desnudo, mientras baja sinuosa la lengua hasta marcar su ombligo. Entonces asciende de nuevo y lo besa en el cuello, dejando que por unos segundos el sienta el ardor de su boca, muerde despacio, con un toque de cariño que ensalza el suspiro que a él se le escapa.

Él silencioso, ella nunca calla, necesita hacerse dueña de las palabras para así reinar en sus pensamientos. Él en cambio es espía de las emociones que se cuela tímido entre sus ropas, hasta acaparar un corazón que late por él, solo por él. Y ella podría derretirse en esa mirada esmeralda, ahogarse en aquellas dos charcas que tanto la recuerdan a su niñez. Pero en sus brazos deja de ser niña para volverse apasionada mujer.
Por eso susurra versos en su oído, mientras recorre el precipicio del pudor con la yema de sus dedos, para hacerle estremecer en silencio, y él queda quieto, como si de un bloque de hielo se tratase, bloque de hielo que comienza a descongelarse.

Se desata el nudo de la timidez para volverse vacío, que él llena espontáneo con manos expertas, trazando con su lengua el camino hacía su sexo. Le siente dentro y deja escapar un audible gemido que a él se le antoja un suspiro. Ella miente, él calla, ambos sonríen cómplices entre las sábanas.

Y ella pregunta:

-¿Qué estas haciendo?

Y él se limita a responder con la sensualidad contagiosa en su voz.

-¿Yo?, nada, ¿y tú?

Ella, simplemente suspira de nuevo.

Iraunsugue Eternia

5 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Mmmm la respuesta a mi pregunta bien me recia una aclaración. Y ese corazón que "late por él, solo por él" me arranca otro suspiro interior.

Besos nocturnos.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Mmmm puede que tenga usted razón caballero de ojos verdes, puede incluso que la damisela conteste la próxima vez que usted vuelva a formular la pregunta.

¿Y el texto en general que le pareció? Que poco comunicador que está usted hoy.

Suspiremos ambos por esos corazones que laten por el otro.

Besos de tarde y con sol.

haThus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
haThus dijo...

Tiene usted razón Sra. Eternia, hoy no he tenido tiempo para hacer un comentario digno, a pesar de haber leido su texto dos veces.

En el texto deja usted, como siempre, la duda de saber aquello que forma parte de la realidad y aquello que forma parte de sus sueños. A pesar de ello, y por la parte que me toca situándome en una posición privilegiada para una perfecta compresión del texto, yo sí que puedo diferenciarlas. Con lo cual, es posible, que me ayude a interpretar otros de sus textos en los cuales el sueño se hace participe de la realidad.

También, como siempre, nos deleita usted con una majestuosa descripción de las sensaciones que recorren el cuerpo de la protagonista y de la interpretación que esta hace de lo que, al parecer, debe estar ocurriendo al otro lado del teléfono. Por otra parte, he de reconocer que el texto transmite y supura sensualidad y erotismo por los cuatro costados. Si alguien no es capaz de perderse es sus pensamientos imaginando la situación, es que debe ser realmente un bloque de hielo, aunque ya se sabe que, como bien dice el texto, y en mi opinión, debe ser un bloque de hielo que comienza a descongelarse.

Saludos cordiales. ejem ejem, quiero decir besos de deshielo.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Ejem ejem, Señorita por favor, solo era cuestión de tiempo que tuvieras un ratito para dedicarle al texto.

Debido a su posición privilegiada (que gracia me ha hecho esto) usted puede diferenciar el sueño de la realidad, los pensamientos de la realidad, las emociones de la realidad, y por supuesto lo que en un futuro próximo será real.

Más que lo que ocurre al otro lado del teléfono, digamos es la unión de ambos a través de los pensamientos. Quizás ellos, o él, no hagan nada tras el teléfono, pero de alguna manera sus pensamientos ella quiere creer que son eso, que es eso lo que ambos piensan que estaría ocurriendo si esa conversación la tuviesen mirándose a los ojos.
Como usted sabrá el bloque de hielo es tan solo una coraza, de alguien que es un volcán interno, pero que por carácter prefiere mostrarse así al mundo, aunque en verdad no lo sea.

No se si es él quién se descongela, o ella que ha aprendido a leer tras la coraza.

Afectuosos saludos y besos de fuego.