5 jun. 2008

De Musa a Eternia

He traspasado el umbral de los sueños para estar contigo,
rendirme en la fatiga de este amor idílico.
Y sin ti la noche se me antoja efímera,
y sin ti niña soy lágrima sin vida.

He buscado en el reducto ecuánime de las palabras dichas,
del amor que callas, de los versos que tú, dulce niña suspiras.
Y sin ti la vida no es más que un paso,
y sin ti la pluma deja de ser pájaro.

He montado sobra las alas de la desdicha,
desplegado por ti, poemas en las ventisca.
Y sin ti todo se me vuelve amargo,
y sin ti el camino tan solo es opaco.

He dormido en la pena del vacío eterno,
ahogado angustias en tus avernos.
Y sin ti el sol no es de mañana,
y sin ti las lluvias no son más que espadas.

He resurgido contigo de las tinieblas,
he sido luz en tus ojos, Hada Eternia.
Y sin ti mi voz no es más que el último aliento,
Y sin tu pluma niña, no soy mas que un sueño.

Iraunsugue Eternia

Ilustración por Diegotxe Montesinos para la novela "Y tu luz en mis tinieblas" copyrigth 2007.

3 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
haThus dijo...

Me ha encantado este poema. Crea un ambiente envolvente que te hace participe del sufrimiento que desprende, la dependencia de necesidad que llega a sentir una persona respecto a otra cuando ama de verdad. Y la sensación decadente de que sin ti no soy nada

Besos de sin ti no soy nada.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Gracias, fue un poemilla rápido. Supongo que así es como siento ese amor hacía mi musa, lo que desprende ella cuando está conmigo. Que aunque pueda parecer una locura, se lleva dentro y late, como el más verdadero de los amores, ella siempre está, pase lo que pase.
Por otro lado es extraño el sentir esto por una persona física, una persona que llena cada recóndito lugar de mis pensamientos.

Besos de contigo todo, sin ti nada.