29 jun. 2008

De Ti


Simplemente desperté en la noche siendo consciente que desde que apareciste en mi mundo nunca dejó de ser día. Y que aquella necesidad de volar comenzaba a apaciguarse entre tus brazos, mis pies perdieron el miedo a posarse sobre la tierra, y el presente se torno cálido. Me volví huracán en equilibrio al ser rodeada por tus labios, comenzaste a ser mi centro y terminé curando heridas en la sal de tu piel. Sin escocerme el pasado, sin miedo a lo que pudiese venir, te volviste protección y yo me desvestí de aquella pesada coraza.
Olvidé las dudas en la mesilla del despertar, aprendí simplemente a querer y valorar, comencé a ser de ti, tanto, como yo, lo era de mí.

Iraunsugue Eternia


Fotografía-Castillo de Sagunto, junio 2008.

6 Atravesaron la realidad:

JuanMa dijo...

Me encanta verte así (desvestida de corazas).

Pero no dejes de volar, ¿eh?

Besos sonrientes y sonrisas dragoneras.

Marcos dijo...

Disfruta, vive y siente el momento.
Saludos.

haThus dijo...

Las corazas nos protegen y a menudo nos aíslan. El miedo a ser heridos hace que no seamos capaces de afrontar la realidad inpredecible. Me alegro de que empieces a entendre que no todo el mundo es capaz de herirte.

Besos anticoraza.

Iraunsugue_Eternia dijo...

JUANMA: Me alegra ver que te gusten mis nuevas ropas, así se va más cómoda. Tranquilo me desvisto de corazas pero las alas nunca se pierden.

Besos etéreos y chispas de Iraunsugue

MARCOS: Así es como se vive, disfrutando el instante.

Saludos!

HATHUS: Discrepo, ciertamente las corazas nos aíslan, pero no veo que con ellas una persona sea incapaz de afrontar la realidad, quizás al contrario. Al llevar esa coraza la persona se siente protegida y es capaz de meditar tranquila y enfrentarse con calma. Pero si pienso que la coraza puede influir negativamente ya que aprende a sentirse atacada y resguardarse, eso la hace no terminar nunca de mostrarse en su totalidad.
Es cierto, no hiere quien quiere sino quién puede, pero creo que con tus prisas no has cogido nada del texto está vez…

Besos desnudos.

AdR dijo...

A mí me parece una maravilla olvidar las dudas en las mesillas, y luego seguir soñando.

Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

ADR: Desde luego que si, es todo un lujo olvidarse de ellas y seguir soñando junto a un sueño real.

Besos.