20 jun. 2009

MaTriZ


Rompió todo los cuerpos en los que habito con la rabia contenida, desmembrando los músculos y abriéndose paso entre la sangre que manaba de las heridas rotas del corazón perdido, escuchando el latir lejano de sus propios ecos, pensamientos de orillas silenciosas, de mares que rompen y sirenas sin cola.

Humeando entre la desesperación de la silaba en nota y las alas que cuelgan del escenario olvidado, sin papel ni guion que marque los pasos las cuerdas mudas de la voz. No habló, ni rió, tan solo se limito a vomitar en las yagas espesas, abriéndose paso en un mar de petróleo, el engranaje mediocre de su propia existencia…murió…murió…renaciendo al mismo tiempo en el que el sol se dio la vuelta y el cielo se partió en dos, dejando el universo en un añil inmaculado.

Desprotegida, sin capas ni mascaras, siendo solo la piel desparasitada de ideas, de locura enferma que toma su cuerpo menudo y blanco…madre de sí misma, se cogió en los brazos acunando lo poco que era y lo mucho que ansiaba, irradiando luz en las espaldas, retorciéndose del dolor de la vida, dejándose lamer las cicatrices de la hoguera de noches lujuriosas, durmiéndose al fuego hasta irradiarse de la pasión del caos, metamorfosis de niña, vírgenes para entonces sus sueños….

…sintió la ola de placer en el cuerpo, el canto ahora latente de su propio cerebro y el alma vibraba y a sus espaldas las alas crecieron, fuertes, arraigadas al corazón lejos de estar maltrecho y volviéndose doncella de sus propios sueños …se dejo caer de nuevo en onírico laberinto de la gran matriz…renaciendo.

Y en tinta se esculpió el nuevo cuerpo…con la sangre de los miedos muertos.

Iraunsugue Eternia

.................................................................................

Se ha encogido pequeñita hasta formar un ovillo, y a lo lejos…tan solo es una diminuta espirar oscura que se retuerce sobre su propio pensamiento, espiral sobre espiral…de formas oblicuas sus pieles y huesos.

Danza la melodía cíclica del universo…

…no quiero ser humana

…no quiero ser humana

…no quiero ser humana

Grita aprisionando la voz contra la garganta, desvaneciéndose en el salitre de las lágrimas que han comenzado a penetrar en la tierra reseca, manando líquidos amnióticos de la barriga de la piedra.

Se gira en vertiente y media, bajo las alas de un dragón, y el fuego se retuerce, y el aire la peina, y las escamas comienzas a deshilacharse en forma de hilos albinos, plateados cabellos de noches sin diosa, de realidades en metamorfosis…espiral sobre espiral.

Y la oscuridad toma su canto…

…yo quiero ser un hada

…yo quiero ser un hada

…yo quiero ser un hada.

Mientras Iraunsugue la bebe a tragos en sangre preñada de cuentos, girándola hacía las historias que danzan solas por el universo, abre los ojos de un verde ceniciento. Y la niña que se incorpora sobre sus huellas marchitas retoma las plumas divididas, las toma todas y escribe sobre su piel.

…yo quiero tener alas

…yo quiero tener alas

…yo quiero tener alas

Mientras las espaldas se rompen, y la pasión la toma hasta desnudarla de la piel que cubre su pequeña existencia, reinventándola en seda, cubriéndola las ropas de los personajes que inventa.

…ya vuelvo a ser Eternia…

Iraunsugue Eternia