25 ago. 2008

Colorido Equilibrio

Debería escribir…

…se ha dicho a si misma desde hace largo tiempo, pero por alguna inexplicable razón las palabras de su alma han enmudecido, no callan, ni gritan, y es que tan solo son sonidos indescriptibles para quien las escucha.

Quizás, será…que todo anda en paz.

Medita sobre el efímero equilibrio que parece apostado en su vida, y si se mira, el espejo refleja un rostro que comienza a dibujarse de nuevo. Y es que aunque no lo crean, un día se borró. Y ella ha pasado todo este tiempo imaginando, soñando, idealizando lo que un día fue aquella imagen.

Ayer, hoy, mañana, todo lo que hasta ahora fueron sueños comienzas a ser metas, se siente en paz y eso la llena…pasado, no recuerda, demasiado lejos está el ayer.

Digamos que ha cerrado una puerta, porque aunque no lo crean ha pasado todo este tiempo intentando dar una oportunidad para que entrase la brisa, y se llevase aquella melancolía que sin saberlo se había apostado en su alma.
Pero aquel día, aquel día…simplemente pensó, lo vio y reaccionó.

Ya no quiere nada a medias, porque se sabe victima enjaulada de lo vivido, así que simplemente ha cerrado la caja de todo aquello, la puerta, la llave…el olvido.

Hoy, la paz, los sueños, los nuevos caminos, sus besos, los viajes, simplemente…el futuro y presente que se ajusta a su cuerpo, medida exacta de lo que pide y ama el cuerpo.

Su alma, tan solo… equilibrio de su sonrisa.

Iraunsugue Eternia

Fotografía por Alfonso C.M. "Manresa, Agosto 2008"

21 ago. 2008

1ºMeme: 14 COSAS GRACIOSAS O PATÉTICAS QUE HE VIVIDO

Debido a este estado irónico-deprimente en el cual me encuentro hoy, he decidido sacudirme la tristeza o lo que quiera que sea esto, siguiendo la idea de ese meme al que nos invitó ALMAGRISS en su blog. Así que me lanzo a reírme un rato de mi persona. Para aquellos que puede que caigan en el aburrimiento al tercer acto de mi vida, comento antes de empezar que quedan invitados todos aquellos blogs que así lo deseen:


14 COSAS GRACIOSAS O PATÉTICAS QUE HE VIVIDO:

1. Decido que me he cansado del rubio estropajo y que quiero volver al Negro Azulado tortilla, así que tras buscar mi tinte de siempre y no encontrarlo me compró otra marca pensando que total, es lo mismo. Preparo los ingredientes y me lanzo a teñirme, esperando que la fórmula sea espesa como siempre, en cambio este nuevo tinte es líquido y chorretoso, aún así prosigo mi faena. Al terminar me observo confiada y feliz en el espejo, cuando compruebo que el Negro Azulado chorretoso se ha hecho dueño de mi pelo, mi cara, mis brazos y hasta tengo tinte en el canalillo (¿a quién se le ocurre teñirse desnuda?).
Me meto en la ducha confiando que al salir, mi cara volverá a ser la tez pálida e inmaculada de siempre, cuando compruebo horrorizada que, ni el gel, ni los restregones con quitaesmalte, alcohol, colonia, lejía, lavavajillas y demás productos caseros, no quitan las manchas azules de mi cara, mis manos y me escote.

En media hora tengo que estar en clase de Historia del Arte, así que ni corta ni perezosa me presento, aguantando el tipo y segura de mi misma sabiendo que la rojez de mis mejillas, es invisible bajo el tono azulado que porto. El profesor me observa atontado tras las gafas, ¿me confundiría con un cuadro de Dalí? ¡A saber, mejor ni pensarlo! Eso sí, fui la comidilla de todas mis compañeras, desde ese día soy la de la cara azul.

2. Un verano, cuando tenía 13 años en mi pueblo, nos dio como todos los días por ir a recorrer el río de piedra en piedra. Yo, seguida de mi panda de amigos me lanzó al río saltando cual cabra montesa esquivando el agua, saltó sobre una piedra y está comienza a moverse bajo mis pies, antes de que yo pueda gritar al que me sigue “no saltes que…” el muchacho son pelusilla cual bigotillo adolescente, se encarama a la roca. En un remolino de piernas y brazos me caigo al agua con un grito de rata loca.
Al abrir los ojos compruebo que no solo estoy llena de fango, ranas y tierra, sino que el muchacho en cuestión está literalmente abierto de piernas frente a mí, y yo, felizmente agrrada a su manubrio cual tabla de salvación.
A mis espaldas escuchó la voz de mi mejor amigo a grito pelaó. “Hostias si le está metiendo mano!” ¡Tierra trágame! Lo peor es que cada vez que vuelven a verme siguen recordándome tan patética escena.

3. Las fiestas de mi pueblo y el primer concierto de LijerueloRock, yo, aferrada a dos kalimotxos avanzo entre el gentío en dirección a ese morenazo de pelo largo y ojos azules que tanto me gustaba entonces. Tropiezo con una viga que no tengo ni idea de donde ha salido, esquivo al perro del abuelo que pasa a mi lado, me tuerzo un tobillo y por si la hazaña de sostener los kalis en la mano no ha sido suficiente, termino resbalándome con el bordillo, dando vueltas de campana y estampando el kalimotxo en toda la cara del guaperas en cuestión. Diagnóstico: Una semana con la pata tiesa para curarme el esguince.

4. Más de mi pueblo…me despierto corriendo de la siesta bajo los insistentes timbrazos de mis amigos en mi puerta. Me pongo entre la penumbra de mi habitación el bikini, los pantalones y la camiseta, toalla en ristre salgo por la puerta. Llegamos a la piscina y tan tranquila me quito la ropa cuando compruebo la cara de asombro de mi amigo el Chulu, que le tengo enfrente, “¿Qué pasa?”, pregunto sorprendida, él me indica la parte baja del bikini, me miro y ¡horror! No se como narices me lo he puesto, pero tengo media braga que correspondería a la parte de la cintura atravesada cual cablecillo cruzándome la entrepierna, y si, con todo el potorro fuera.

5. Mismo verano, misma piscina, con una semana de diferencia, aún aguantando las coñas de mi osadía al enseñar mis partes bajas, decido que ha llegado la hora de aprender a tirarme de cabeza. Me enseñan una y otra vez, hasta que, cual ballena contenta me tiro muy recta y caigo de bruces contra el agua. Salgo expulsando chorritos por la nariz como una fuentecilla, cual pato mareado consigo subirme al bordillo…. “¡Vaya planchazo!” Indico nerviosa ante las boquiabiertas expresiones de los machos presentes, me miro y descubro que en alguna parte debo haberme dejado la parte de arriba del bikini, así que sin más y roja como un tomate me lanzó a la piscina a buscarlo, intentando ahogarme para no salir, pues las risas se escuchan desde el fondo.

6. ¡Qué bien, que ilusión, el autocine! Y la Señorita Eternia en mitad de la película que necesita ir al baño, salgo corriendo, me pierdo entre los coches, evacuo y vuelvo feliz al coche negro que….¿negro?, estooo, ¿dónde estaba?, ¡si todos son negros! Aaaa allí, un atolondrado me da las luces, yo paso y voy derecha al coche, justo cuando estoy a punto de abrir la puerta el tonto de turno que sigue dándome las luces. Es entonces cuando me giro y veo acaramelada pareja besándose dentro del coche, y el atolondrado de las luces pitando y gritándome. ¡Eternia que estamos aquí! Arggggg

7. Nos metemos en un bicho raro y oscuro que dicen que es de terror en el parque de atracciones, mi amiga va delante y yo la sigo, me agarro a su camiseta, la grito al oído, la toco el culo, la hago el baile del “chupiguay”…a la salida y con el sol cegándome la vista, solo veo un tipo escuálido, al que no conozco de nada y al cual sigo agarrada a su camiseta. Tras de mi escucho a mi amiga decirme, “¡Pero tía, ¿dónde estabas?”

8. ¡Fallas! Petardos para arriba, petardos para abajo, y una carretilla que algún subnormal me tira a los pies, el bicho de fuego me sigue, corro, me escondo y nada, al final acabo pegando un salto y subiéndome a la espalda de otro de esos tíos que no conozco de nada. Con sonrisa de borracha le digo, “arreeee caballo arreeeeeee”

9. Mi pueblo, ¡cómo no! Cual cabra loca salgo corriendo la cuesta abajo gritando a pleno pulmón ¡Qué viva la revolución!, tropiezo con no se que, me estampo de morros contra el suelo junto a una mierda de burro, me rompo el pantalón y me hago una señora herida. Cuando levanto la cabeza me encuentro al moreno del kalimotxo descojonándose de risa, ¿y este de donde ha salido?

10. Quedo en Albacete para conocer a un buen amigo de la red, camínanos, charlamos y paseando por un parque, cuando siento caer algo acuoso en mi pelo, miro al cielo comprobando que no llueve. Me toco la cabeza y argggg me acaba de cagar una paloma, él pareció no darse cuenta, pero yo tuve que hacer de tripas corazón para quitármelo con la mano y después buscar un clínex con el mayor disimulo posible.

11. Mi familia viene a cenar, aún así mi primo y yo nos encaramamos a la ventana cual pájaros adolescentes (que época) para fumarnos un cigarrillo. Mis primos pequeños en la otra ventana observan la calle, “vienen los tíos (padres de mi primo)” Nosotros, acostumbrados a tanto “viene el lobo” pasamos de los renacuajos y seguimos fumando. De repente se escucha “Eternia y Daniel, ¿Qué se supone que estáis haciendo?” Con los nervios mi primo casi se traga el cigarro, y yo lo dejo en el alfeizar apoyado, con tan mala suerte que resbala y la cae a mi tía en el pelo.

12. La boda de mi prima, ella avanza del brazo de su suegro por el pasillo central, cuando al pasar junto a una de mis tías se la cae la liga en medio del pasillo. Yo, descojonada salgo corriendo mientras mi tía la coge y me la da disimuladamente, engancho la liga, sigo avanzando ante las miradas de los presentes y se me cae al suelo. Mi prima se vuelve y pregunta con gestos que pasa, y yo, inconsciente del silencio digo a oídos de todos, “nada que se te ha caído la liga en medio del pasillo”. Si las miradas matasen, yo ese día ya estaría en la tumba.

13. Mi boda, salgo del brazo del que ahora es mi ex marido y bajo la lluvia de arroz recuerdo que no me e puesto la liga, con la emoción, los nervios y el cachondeo de los presentes le grito a mi tía “Tíaaaa que se me ha olvidado la liga”, cuando me vuelvo me encuentro a la alcaldesa y acompañantes mirándome asombrados, yo ni corta ni perezosa vuelvo a chillar “Que si hombre que si, la liga”

14. Las fiestas del pueblo donde vivía en Tenerife, me pongo mis mejores galas porque me han dicho que el chico que me gustaba me va a sacar a bailar. Me planto esos odiosos tacones, los primeros en toda mi vida, y espero a un lado de la plaza, aparece y me invita. Nos ponemos a bailar salsa y el tío empieza a darme vueltas casi de campana cuando le piso, resbalo y me cargo el tacón…de su pié, mejor no preguntar.

¡Ale ya podéis reíros!

Iraunsugue Eternia

Pisoteada y Amarilla

-¿Qué le ha pasado al jardín?

-¿Por qué?

-¡Se ve amarillo!

-Om, ¿eso?, nada, tan solo que me dediqué de buena mañana a pisotear mi autoestima.


Iraunsugue Eternia

Fotografía-Algun campo de Catí, Alicante Agosto 2008.

Conversaciones en mi cabeza

-¿Y qué dice usted que ofrece?

-Tranquilidad, sosiego, tomarse la vida con calma, aprender a recorrer distancias largas sin que la entren taquicardias…

-Vamos, que lo que usted pretende es convertirme en una charca estancada.

-Ni mucho menos Señorita Eternia, mi cometido es más bien ayudarla a ser río que trascurre despacio.

-¡Qué aburrido! ¿Y que pasa con pasión, inquietud, carrera, movimiento?

-Om bueno, eso también podría entrar dentro del lote, pero opino que esas compañías la convienen tan solo en ciertos momentos.

-Pues mire usted que dichas compañías navegan conmigo desde el día de mi nacimiento, y tenga en cuenta que a usted Señora no la conozco de nada.

-Ya, y entiendo que la cueste desprenderse de ellas, pero quizás yo podría ser una mejor compañera.

-No se, no se…¿ y por qué debería dejarla entrar en mi vida?

-¿Por amor tal vez?, píenselo, quizás la guste la experiencia de tenerme a su lado.

-¿Y cómo consigo una como usted?

-A mí se me cultiva.

-Uf, es que siempre preferí las flores libres a las lechugas de huerta.


-No me lo pone usted nada fácil…

-¿Y cómo dice que se llama?


-Paciencia, mi nombre es Paciencia.

Iraunsugue Eternia

Con alma y sin voz

Cansada de cerrar puertas y abrir ventanas, ha decidido dejar todas las entradas entornadas, por si algún día él decide dejar de dar vueltas sobre su propio eje, a ese reloj antiguo que se paró hace algún tiempo.

No es que se la hayan terminado las palabras, simplemente es que ha decidido enmudecer, ya que cuando habla parece romper con sílabas la fina línea que los une, y a la vez los separa.

Se ha sentado sobre una mecedora blanca, justo en la corriente del mundo, esperando que así el viento sea el portador de inmaculadas cartas, sobre sus piernas sostiene un cuaderno vacío con una pluma llamada esperanza. Ha depositado sobre la mesa aquel jarrón de comienzos, vertiendo lágrimas de desconsuelo y alegría hasta rebosar los límites del cuenco…

…sentada y en silencio, espera a que él un día, vuelva a penetra el umbral de su mundo y colocar las flores del futuro en aquel jarrón.

Mientras, ella ha decidido echarse a dormir.

Iraunsugue Eternia



Fotografía-De Dalí y sus cuadros de tiempo en aquel museo, Figueres Agosto 2008.

Niña Noctámbula

Noctámbula alma que ronda palabras cuando la noche duerme el mundo, persigue las sílabas de los murmullos soñantes, se hace niña diosa del firmamento amplio que se extiende ante unos ojos esmeralda que huyen de día el sol.
Hija de sueños despiertos, se extiende ante ella solitario su reino nocturno, y la diosa brilla con fuerza en el agitar del tiempo.
Voluble se hace previsible, y hasta ahora el bosquejo desdibujado que fue su cuerpo, comienza a dejar de ser boceto, para volverla tintura y hasta humana. Respira y añora el aire que de sus pulmones se escapa. Y hasta el cabello se ondula bajo las olas de estrellas, y la piel resplandece en rostro sereno, sin sueño, que nunca fue desvelado.

Se sabe incompresible para quien adora al astro rey, noctámbula hija de noches en vela, que adormece el día bajo palabras serenas, y en la madrugada juega a conjugar verbos y morirse de pasión en sonetos nunca sonantes. Versos que mueren al alba si no se levanta y los da forma bajo sus manos, siendo el papel el único cáliz que da vida a su labios.

Y quien la observa en el día, diría que bien puede ella escribir con luz, pero es que el sol daña las pupilas impidiendo imaginar otros mundos, y la claridad la consume en miles de murmullos de una ciudad despierta. En cambio, ahora, dormida, es un lugar nuevo donde inventar palabras para los que en sueños silban.

Es consciente de que su vida para muchos es tan solo la locura de la palabra frustrada, para ella un mundo que se abre cuando el ocaso emana, para después dormir plácida niña noctámbula, al despuntar sobre el levante el alba.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Mirada de noctámbula niña, Alicante Julio 2007.

Todos los pinceles muertos


Hace tiempo que el pincel terminó por secarse en la repisa de los recuerdos, porque si lo sostiene unos segundos quema, y si lo acerca le sabe a ella y su sexo. Y si lo aleja la vislumbra tras el objetivo que por ojos marca, así que simplemente los ha dejado envueltos en una caja, esperando a ser abiertos cuando ya no duela, pero lo que no sabe, es que esa herida cura y no cierra.

Por eso ha decidido volver a hacerse de tinieblas, cubrirse de victimismo para sentirse querido por sus penas, así mejor, así no piensa, porque cuando piensa ella toma las riendas de los sueños. Porque él, aunque no quiera, nació soñador y un tanto poeta, por eso tan solo es barco de papel en la marea del día a día, más se pregunta cuando terminará la agonía que dice a todos no sentir, porque ante los ojos todo va bien y por dentro duele, hiere, muere.

Dice ser de hielo, pero no duerme, porque si lo hace caerá en su reino y allí ella sigue siendo princesa de los más oscuros y góticos cuentos de hadas.

Ella la musa, maldita presencia alada.

Y si no la añora entonces, ¿por qué no marcha?, ella en el trono solitaria sabe respuestas que él no alcanza, porque hay promesas que no barre el tiempo y son inmunes a las desesperanzas. Es consciente de que el pincel no es rienda, sino de las palabras.

Maldita niña, mujer alada.

Y cuanto más la odia, más él se engaña, ella, sí, la que nombró diosa de todos los bosques mágicos, a la que enseñó a reconocer tristezas en los brochazos.

Ahora, los que antes eran de arte son de rabia, y juegan a mandarse mensajes ocultos desde las mismas entrañas. ¿A que juega? Se ha preguntado la musa al verlo ir y venir en los silencios de las claves que oculta.

Más él no responde y ella ríe victima de la paranoia, que la hace sentirse ninfa olvidada.

-¡Si tienes que irte vete! –grita en el silencio de su propia oscuridad –Y si quieres quedarte hazlo, pero vuelve sin rencores ni daños, se artista y nada más, déjame ser musa y poco más.

Pero el pincel sigue mudo y visible, y ella llena de rabia embiste con aguijón afilado…pero antes de que el veneno dañe los años, se retira observando, que hay palabras que siempre quedaran mudas en los pinceles muertos de antaño.

Iraunsugue Eternia

20 ago. 2008

Entre la pared y tu cuerpo


Apostada entre la pared y tu cuerpo, me resulta imposible no medir los centímetros en grados centígrados, caigo víctima de los juegos perversos que inventan tus manos contra mi cuerpo. Me vuelvo traje de tu saliva y muero en cada mordisco que acecha mi cuello, mientras las uñas se clavan en tu espalda y te siento profundo y entero.

Me hago de tu sabor, siendo tú el dueño de la locura de mis jadeos, yo, tus gemidos, el temblor de tus músculos contra mi piel sedienta de ti. Podría quedarme a vivir en el instante en el cual me atrapas entre tus brazos, y son fragilidad sostenible contra el calor que exhalas y llena mi ser.

Te miro y muero en las miradas pícaras, que se escapan entre los dedos que furtivos me toman húmeda y excitada, para volverme torrente del todo y el nada cuando me embistes con las ganas que crecen en la distancia. Soy amarra de tus cabellos mientras me dejo llevar por ti, y tu nombre suena inconcluente, cuando las sensaciones son la única conciencia de mi estado bajo tu peso.

Me derrito en cada sílaba que entonan tus labios contra mis pechos, y la llama quema dentro y me hiere en suspiros, mientras confiado suspendes el placer entre mis piernas, y reinas mi mundo de sensaciones inquietas que te absorben hasta hacerte mío, para dejarme caer rendida ante tu elocuente embestida final que domina y grita.

Entonces, y solo entonces,
tu sudor es la sonrisa en mis labios,
y tu esencia sobre mi piel… el más cálido de los regalos.

Siento tu pelo enmarañado sobre mis mejillas, repasan tus labios los míos, devolviéndome a la vida, mientras te oigo susurrar en secretos.

-Al final tenías razón…

-¿Qué? –contesto en vocablos.

-Qué si subíamos ya no bajaríamos.

Me duermo niña satisfecha con el olor que emanas, mientras en la oscuridad escucho tu respiración entrecortada.

Mi cuerpo,
siempre…
…un molde de tu abrazo.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-De Internet, no he conseguido encontrar el autor.

19 ago. 2008

¿Seguridad?


¿Y qué es la seguridad?

Pregunta el alma que siente y sueña, sino una mera quimera del hombre que inventa frases para subrayar la vida. Nombra el fino hilo por el cual camina, para no sentirse equilibrista de una existencia vana, que tarde o temprano caerá en el sueño del cual, quizás, nunca despertemos.

Por qué en verdad se sabe parte del circo y payaso de la opera prima que estrena a diario, a veces fuerte y capaz de elevarse sobre los propios carros férreos, que él mismo coloca estratégicamente en su camino. Porque el destino juega, pero la culpa reside en quien se siente ficha y se deja mover al antojo del delirio del sentir.

Malabaristas de sueños, planes, proyectos, metas inconcluentes, aparentes, volátiles y terrosas. No importa, inventamos y reinventamos el propio pensamiento para sentir más, para correr más, para pararnos, para concebirnos cómplices del caminar constante. Y la búsqueda reside en la seguridad que ansia el alma que uno porta, el llegar a ese punto donde nada agota y todo calma, donde uno se sabe y se siente sonrisa.

La meta en verdad no es la gloria, sino la cuerda que se vuelve nudo bajo nuestros pies y traza líneas rectas hasta aquello que tenemos o anhelamos. Pendientes siempre de la palabra del otro, de aferrarnos a lo que uno consiguió para sentirse humano, con los miedos a cuesta que porta la espalda del que vivió y perdió, consciente de que podemos caernos y volvernos inseguridad máxima del exponente clásico, de lo que siempre fuimos.

Entonces, pienso y medito, y se me antoja etérea mi propia existencia humana, y observo que mis cuerdas nunca fueron lo suficientemente fuertes, como para asegurarme un desplazamiento pacífico y sin sobresaltos. Pero la que escribe porta alas y se sabe elevar alto, entonces, ¿por qué ese afán de seguridad?, ¿por qué el aferrarnos a algo?, ¿por qué el querer saber que lo que tenemos no marchará?, ¿por qué querer predecir el futuro?, ¿acaso no fue siempre mejor dejarse sorprender por el destino?

Y la que escribe se asegura los pasos concretos midiéndolos con los sentimientos, que la pueden y mecen, pero es que así vive, en el límite de la pasión, victima de un amor que no muere y en cambio mengua, y crece y desespera, y vive y sueña. Por qué en verdad es verdugo de los días monótonos, y en el fondo la cuerda la gusta floja para danzar a su antojo, sobre lo que siempre puede acarrear caídas. Quizás por qué en el fondo confía ciegamente en las alas que sabe de tinta en su espalda y así juega, a buscar fragilidades inquietas, a vivir viviendo saboreando las pasiones de su propia existencia.

Por qué en el fondo se sabe dueña de sus sueños, y la seguridad no es más que un estado atemporal que no llena sino vacía, porque cuando no lo tienes lo ansias y cuando lo sientes, lo pierdes por el simple hecho de pensar que lo tuviste.

Entonces dame vida y déjame mecerme en ella, ser la ola que marcha y llega, pero que siempre es de si…la dueña.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Fortificada seguridad, Besalú(Girona, Agosto 2008)

11 ago. 2008

El día que ella se fue

Más tarde, cuando la vida se volvió desgana, y los abrazos comenzaron a doler bajo la pena, Laya, traspasó el umbral de esa puerta sin billete de vuelta. Vosko quedó anclado observando la danza de sus caderas, pasos lejanos hacía ninguna parte. Y él quedó allí, posado contra la cristalera que los separaba, aferrado a la leonina melena de rizos rubios que marchaba en pos de nada.

Y mientras sostenía los últimos pedazos de su corazón, regañó a las lágrimas que comenzaban a aflorar bajo sus pardos ojos de miel, porque él en ningún momento dejaría que ella lo viese llorar. Así que se mantuvo firme, en esa posición tranquila que lo caracterizaba, hasta que ella se volvió por última vez a observarlo.

La vio rozarse el corazón bajo el pecho, apretar el puño y lanzarlo lejos, hasta que Vosko lo sintiese latir dentro, ella desde aquel momento se volvió de hielo. Y él, tan solo pudo caer victima de eso que ella llamaba pasión descontrolada, arranque de sentimientos e infortunios. Se lanzó contra la cristalera golpeándola con la locura del amor, hasta dañarse los puños mientras la gritaba desde el otro lado.

-¡Nunca dejaré de amarte!

Cuentan, que ella siguió con paso firme, y envuelta en tristeza hasta desaparecer tras aquel iluminado pasillo. Él, en aquel instante, cayó al suelo preso del desconsuelo, llorando sangre y odiándose por dentro. Los presentes, tan solo le oían repetir aquel monólogo interno.

-La he perdido, la he perdido para siempre.

Tras aquella tarde, Vosko olvidó su sonrisa en alguna parte de aquella estación de sueños, se hizo de tristeza en vida, y de muerte en recuerdos. Laya, por su parte, se vistió para siempre de melancolía….

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Casas de Muertos, Cementerio de Mataró (Barcelona Julio 2008)

10 ago. 2008

El niño que no sabía expresar los sentimientos


El niño vive ausente del mundo, su incapacidad para mostrar sentimientos lo hace extraño a simple vista, todos opinan que el niño debería hablar más, pero él ha comprobado que la comunicación es una pérdida de tiempo, nadie comprende los vocablos que altera en sus cuerdas vocales. Y cuando lo intenta, tan solo se vuelve jeroglífico incomprensible ante caras repletas de vanidad, y eso le asusta.

El niño que no sabe expresar los sentimientos suele sentarse en la soledad de una tarde, solo un cuaderno lo acompaña, pinta oscuridades de su alma por qué comprende que más allá solo hay un laberinto, de algo que conseguiría mecerle, y él necesita lo corpóreo del presente.
Crece sin mostrar desagrado alguno por la vida, los halagos nunca son muecas en su rostro, está hecho de inamovible material que le impide mostrar expresiones mundanas.

Dice sentir el calor y el frío, pero nadie lo ha visto quejarse nunca, ni llorar, ni gemir, ni sonreír, parece estar a gusto en todo estado cíclico, como si en verdad fuese un molde perfecto del mundo. Él nunca habla de lo que el corazón late, ni la cabeza piensa, no ha aprendido a decir “no”, y suele contestar cuando se le pregunta directo, aquello que los otros esperan.
No ha aprendido a abrazar, ni a besar, ni a amar, por qué le resulta complicado mover la masa que le llena, y expresarla en caricias, gestos, sonrisas, aquello que todos creen que él lleva dentro, pero, ¿acaso siente el niño que no sabe expresar los sentimientos?

Aquella mañana el niño se ha topado en su camino con una niña excéntrica, bohemia, incapaz de guardar para si misma los aleteos de su siempre pensante cabecita. La observa asustado, y se encuentra esbozando lo que otros llamarían sonrisa. Le resulta curiosa la forma de expresión de la niña, parece hecha a medida de los sentimientos de los que él, nunca hablaría.

Ella, en cambio, es capaz de tejer las emociones en palabras, darlas vida a través de mil miradas, acompañadas de muecas que iluminan o apagan su rostro, hasta mueve las manos con danzarines aspavientos, para darle más emoción a los propios sentimientos.
A su lado, es imposible no ser, y su incapacidad para mostrar comienza a hacerse añicos ante su presencia.

-¡Enséñame a expresarme! –la ha pedido.

Y ella ha comenzado a escuchar el latir de su corazón, le ha dicho que es importante saber si uno está vivo, por qué sin esto lo demás carecería de sentido. Tras la obscultación de la masa corporal, lo ha llevado de la mano hasta el mundo de la ilusiones. Y allí, quieta, perpleja, mostrando un entusiasmo radiante en la mirada, ha comenzado a escucharlo. Por qué ella opina que el problema del niño es que nadie nunca le preguntó…y él, se ha expresado.

Han pasado un medio día jugando a los mimos, él expresa, ella analiza y contesta, más tarde, ella, lo ha enseñado a hablar. Pero ha debido activar el botón equivocado, y el niño ha comenzado a ser detonante de malas contestaciones, incluso pudiese decirse que ha vuelto a enjaularse a si mismo.

Ella no comprende y pregunta, no sabe vivir sin la expresión.

Él ya no contesta, se ha quedado varado en el umbral de la dicción en una mirada de rabia eterna, y la furia que le corre por dentro y no sabe expulsar fuera. De nuevo el niño cae preso de la incapacidad de mostrar los sentimientos, y le molesta el hecho de verla llorar, preguntar, exponer y hasta analizar la nueva situación en la que se encuentran.

El niño, tras horas largas de silencio, y viendo el ocaso próximo, ha decidido volver a expresarse a través de la furia.

-¿Por qué me enseñaste a mostrar los sentimientos? –pregunta.

-¡Fuiste tú quién me lo pidió! –responde asustada la niña.

-¡Pero no debiste hacerlo! Ahora dejé de ser yo mismo, y soy como tú siempre quisiste, ahora tengo sentimientos y estos me hacen débil. Debiste dejarme como me encontraste, te odio, porque nunca me aceptaste como yo era.

El niño se ha levantado de aquel metafísico parque, se ha marchado sin mirar atrás mientras sorbía salinas lágrimas, sin escuchar lo que la niña gritaba.

-¡Yo no intenté cambiarte, tú me lo pediste! ¿recuerdas?

Ella ha quedado sola, anclada en la tierra y sin fuerzas para moverse, no comprende lo sucedido, ni por qué aquel niño insistió en sentir cuando en verdad no quería. Quizás solo lo hizo por la necesidad de ser ante ella, cuando en verdad nunca quiso romper el caparazón que lo envolvía.

La niña sigue siendo de emociones, pero ahora también es de miedos, se pregunta hasta que punto podemos cambiar a las personas sin darnos cuenta, como sin proponérnoslo deshacemos vestiduras y compramos trajes nuevos, pensando que eso sería lo mejor para aquel que juega a nuestro lado.

Al caer la noche, se ha prometido a si misma que nunca volverá a intentar enseñar a expresar los sentimientos, mejor aprenderá a leer en los gestos, o en los posos del té, o en las estrellas, o se limitará a no leer y esperar a ver en las vivencias.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Oskar observando, Murcia Abril 2008.

9 ago. 2008

Las cosas que te diría

-¿Crees que podrías cambiar el mundo?

-No lo se, pero si tengo claro que si tu quisieras, yo podría cambiar tu vida.

Iraunsugue Eternia

Fotografía-Atardecer Mediterráneo, Alicante Castillo Santa Bárbara, Julio 2008.

8 ago. 2008

Ekaitz


Bajo el monte Anboto Mari ha sucumbido al placer de la carne, Sugar amante, quién recorre su cuerpo lamiendo de fuego hasta ser de sus entrañas. Y en las convulsivas embestidas los gemidos se vuelven truenos, y la tormenta se desata bajo la expectante mirada de Urtzi, el cielo se vuelve negro.

Los zezen gorris mantienen sus puestos en la gruta de los sueños, Iraunsugue comienza a despertar de su letargo, alza las alas, ruge al viento y la gruta se ilumina con lenguas de fuego…y yo, tan solo, enmudezco.
Basajaun despeja al bosque con su caminar lento, mientras los árboles expanden sus ramas bajo el rayo que cruza el cielo, el universo en movimiento constante comienza a hacerse presente en mi memoria.

Lejos del hogar, las mediterráneas olas braman mi huida, me dejo llevar sobre las cúspides del mundo por un grupo de galtzagorris, que nerviosos sobrevuelan los montes en dirección a los bosques del norte. Sucumbo ante la sensación de serenidad que comienza a ser la dueña de mi ser, metamorfosis de niña en lamiak…

…Eternia despierta…Irati, la espera.

El bosque bajo el crepúsculo de una noche a media luna, las hayas se estremecen bajo el paso de mi aura, y el brillo guía el sendero hasta calmar la sed, en el río donde fue a morir la lamiak de este hayedo. Renazco bajo las frías aguas pirenaicas, la magia corre y el monte enjaula silenciosos secretos, me adentro en las profundidades de este mundo etéreo.

Y me hago de rama y del canto de las sorginak que entonan a lo lejos, mientras danzan con lenguaje antiguo alrededor del fuego, la txalaparta es sueño de nota en la noche.
Me dejo guiar hasta sentirme viva, mientras los entumecidos sentidos comienzan a hacerse de naturaleza mía.

Caigo y muero en la tormenta de la diosa, me confundo entre las calles de pueblos inventados en la piedra y la roca, maderas verdirojas.

Mi hogar, mi añorado hogar….y no quiero abrir los ojos ante la realidad que pueda mostrarme esta noche el mundo, ¡oh no! Esta noche no…hoy tan solo soy parte del bosque, añoranza de la tierra y los pirenaicos montes.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Atardecer en la Selva de Irati, Nafarroa 2007

7 ago. 2008

Estática niña de roca y tiempo


Lleva demasiado tiempo abriendo y cerrando puertas, tanto que las bisagras han comenzado a volverse plásticas y la es imposible mantener la cordura de las cerraduras. Regaló las llaves de su espacio al tiempo, y él lleva colgada la clave sobre su esqueleto.

Ha tenido ganas de olvidarse de todos hasta confundirse a si misma, pero los pensamientos pesan y la mochila de la espalda la resulta un trasto inservible.
No quiere seguir escribiendo sobre este capítulo del pasado, porque para ella lo que vive es presente y los sueños son amantes del futuro.

Ha pensado en olvidar el tintero y regalarlo, pero ha preferido quedarse estática hasta cubrirse de hielo y volverse de roca. Se sabe y se siente, y hasta es consciente de que podría caminar de nuevo, pero es que no quiere, no sola, no sin él.

Por eso ella espera, mientras sus miembros se endurecen bajo el escapar rítmico de las vivencias, no va a pensar más, se lo ha prometido a si misma y ella pocas veces se falla.

Tiene esperanza, esa nunca la falta…por eso confía en que el viento barra lo que ha comenzado a colarse en sus vidas, hasta que el caminar de las manecillas se vuelva de ellos.

Ha pensado, que quizás cuando él regrese de su letargo pueda volverla humana de nuevo, ahora tan solo es roca, roca que espera a desquebrajarse con gestos, roca que sueña con páginas de un nuevo libro en blanco, donde quizás los versos los rimen ambos…

Mientras, tan solo, es esa estática niña del fondo....como una estatua de el mundo espigón.

Iraunsugue Eternia

Fotografía-Alma de piedra, Mataró (Barcelona Julio 2008)

Reestructura de una musa


Una vez, hace demasiado tiempo, alguien…. la definió así:

“Musa del viento, de la razón y la tormenta. De voluntad firme y sueños más allá de la vida y la muerte. Capaz de dar la gracia y de matarla a quien lo merece. Terrible y bella, sensual y oscura, infantil y severa, creada para ser venerada, respetada y temida. Alabada y odiada, querida e idolatrada, pero nunca, nunca, nunca ignorada.

…..no un alma cualquiera, un alma que solo yo podría distinguir entre un océano, un alma cual brillo interior hace que el tiempo se pare, se resquebrajen los delicados pilares del espacio-tiempo y cogiéndote de la mano te transporte a la exploración de mundos oníricos olvidados. Un alma cuyo corazón inflamado por la pasión del amor verdadero, pone a tu disposición en cáliz de plata, el elixir del fuego eterno para poder embriagarte de pasiones nunca conocidas, ni descritas por los hombres de este mundo…”

Hoy, cuando la imagen de si misma tan solo la parecía el borrador de antaño, pensó, que quizás, había llegado la hora de reestructurarse a si misma y comenzar a ser humana.

El tiempo de Calíope había llegado a su fin, era hora de descansar en museos estáticos.

Iraunsugue Eternia

Fotografía-De Letras, Cementerio Mataró (Barcelona Julio 2008)

6 ago. 2008

Boceto de pensamientos


Se ha colado en la rendija del querer y no dar más, hasta que sus pasos parecen pellizcos en el precipicio de las dudas. Quiere y no puede, sabe y no llega, hasta que cansada se deja caer sobre la manta de su propio saber incierto, sin importarla lo más mínimo si abre y cierra las puertas que comienzan a replicar de engranajes maltrechos, quizás hasta viejos.

Las palabras pasan el día mordiendo los dedos, incluso sangra en la mañana los versos, pero el papel se torna espeso al llegar la noche y la pluma se seca, se borran las ideas o quizás se esconden de su propia dueña.
Ya conoce el experimento de experimentar lo próximo, y cual lejano terremoto de angustias llega y va, como si en verdad solo fuese parte de esa ola llamada imaginación.

Los personajes no son dueños, sino meros espectadores de una guionista que tras el telón intenta dar los últimos retoques a una obra inacabada, comenzada tantas veces que hasta se la hace pesada y extraña.
Su cuerpo se ha vuelto rigidez de miembros lisos, tablas que no soportan el peso del cuerpo que hasta ahora portaban.

Ella quiere ser palabra…pero hasta ahora solo es un boceto difuso de sus propias entrañas.

Mañana, quizás…pasado…tal vez.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Cementerio de Mataró(Barcelona Julio 2008)

4 ago. 2008

¡Mi primer PREMIO!

Cuando comencé en el mundo de los blog allá por el 2005 no pensé que uno me llevaría a otro, y este a contar mis propias Realidades. El primero fue un intento de búsqueda de mí ser, quedó abandonado cuando me encontré a mi misma al final del Laberinto. Los demás, diarios cerrados, otros, tan solo cuentos fáciles de verso metafórico.

Palabras del alma, supongo.

De lo que nunca fui consciente es del poder de atracción de las palabras, de cómo se enredan las almas a través de una pantalla. Por eso este blog siempre será especial, por lo que hallé en él.

El otro día con prisas y tiempo justo me encontré con esté premio en el blog de ALMAGRISS http://almagriss.blogspot.com/ , a la que sigo desde hace poquito, pero fiel a sus lecturas, porque es sumergirte en las profundidades del ser femenino, y encontrarme afirmando ante sus propias palabras.
Por eso quiero darla las gracias desde aquí por tenerme en cuenta, a ella y a todos los que me leen, a los que comentan y a los silenciosos. A los que están ahí y hacen que esto siga siendo posible. Y a la vida porque no, por ser la mayor fuente de inspiración.

Gracias!

Este premio se otorga principalmente a blogs sin ánimo de lucro que contribuyen activamente al fenómeno de la comunicación a través de la blogosfera.

1. El premiado ha de premiar al menos a cinco blogs con dichas características.

2. Mencionar el blog que otorga al premio.

3. Enlazar el origen del galardón.

4. Exhibir la imagen del premio.

El origen de este premio está aquí: Resistencia Santiago de León de Caracas

Mis premiados son:

-CORRECIÓN MENTAL: Por saber siempre ser y estar, por llenar cada unas de las partículas de mi ser, por llegar hasta el final de todos y cada uno de mis pensamientos. Y como bloggero, por invitarnos a la reflexión y al reencuentro filosófico.
http://correccionmental.blogspot.com/

-MERL: Por su amistad y por tener el valor suficiente de sacar sus pensamientos a la luz, por esos cuentos que son realidades enmascaradas de pura complicidad.
http://mixta2000.blogspot.com/

-FLAUTISTA DE NEÓN: A mi padre virtual, por ser capaz de captar tras la cámara la esencia de la vida.
http://yosoygonza6013.blogspot.com/

-SCRIPTORIA: Por deleitarnos con recuerdos e historias que nacen del interior de un alma rica y observadora.
http://scriptoria.blogspot.com/

-SIN TON NI BLOG: Por esos cuentos eróticos que nos hacen suspirar a todas y esas recreaciones de extrañas noches de fiesta.
http://sintonniblog.blogspot.com/

Iraunsugue Eternia