6 jun. 2008

Defecto uno


Opino que ella a veces habla más de la cuenta. Porque siempre ha sido un terremoto de sentimientos y aunque su parte lógica intenta controlar el fuego que nace dentro, tarde o temprano se deja llevar por la corriente de emociones.
Las moldea durante días, quizás años, hasta que entra en erupción ese corazón volcánico, entonces ya nadie puede pararla, ella simplemente habla. Sale la lava de las lágrimas ardientes, quema su voz a quién está presente…y luego…más tarde, ella se arrepiente.

No aprendió a fingir el frío, ni saber la compostura de ese fino hilo que mantiene la locura y la lógica en su sitio, ella las hermana. Hasta caer presa de su propia palabra, se hace un mutis en el desván de las respuestas. Y lo que antes fuese una selva de emociones inquietas ahora se vuelve desierto de dudas expectantes, preguntas que no formula porque bien sabe no tendrán respuestas.

No está triste, no melancólica, tan solo se ha quedado sin saber muy bien que decir u hacer, nuevamente ella siente demasiado, más que el resto. Y ese vuelve a ser nuevamente su defecto, el no saber moderar los sentimientos.
Ella o lo da todo o no da nada, el equilibrio se la vuelve extraña palabra entre sus labios. No lo encuentra, no cree en ello,
ella simplemente,
es un volcán de sentimientos.

Demasiadas preguntas no formuladas, demasiadas respuestas nunca dichas.

Iraunsugue Eternia

2 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

¿Qué sería del mundo si algunas personas no fueran así? A veces me pregunto en que lado estoy yo, frio tempano de emociones por un lado y tembloroso grito de locas inquietudes por el otro. Pero la serenidad casi siempre me govierna y, a menudo, se acaba llevando las palabras. No dejes que eso te ocurra a tí, nunca.

Besos de admiración por tí.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Es que eres el equilibrio, tu parte lógica y realista gobierna más en ti, eso si. Supongo que por eso conectamos, yo aporto ese giro inesperado de palabras locas que surgen a borbotones de las emociones, que no vienen de otra cosa sino de tus silencios.
Seguiré hablando, si así lo deseas, pero por tu parte, jamás dejes de demostrar con gestos, en eso eres único.

Besos de me pones colorá!