26 jun. 2008

El espacio entre un nada y un todo.


El espacio que hay entre un nada y un todo, es un algo, pero ese algo es voluble, por que realmente es como estar paseando por la cuerda floja y quedarte parada en el medio, sin saber muy bien si debes volver al principio de nada, o seguir hasta el final de todo.

El espacio que hay entre un nada y un todo es comparable a las respuestas a medias, o las preguntas a medio formular, ambas están inacabadas por miedos, por que si terminásemos la pregunta sería un todo, pero cabría la posibilidad que la respuesta fuese un nada, así que es mejor dejarlas sin final, para que sea el interlocutor el que de la última pincelada.

El espacio que hay entre un nada y un todo es como ponerte a cocinar y olvidar el libro de recetas, tienes los ingredientes, el fuego a todo gas, pero si te faltan la formula exacta con la mezclar los alimentos, te encuentras ante la posibilidad de que si te da por experimentar, el guiso, termine en la basura, por lo tanto sería un nada.

Mi espacio que hay entre un nada y un todo son los deseos, esos que formulamos sin darnos cuenta, que siempre van acompañados de la esperanza, por que en verdad los deseos son esa cuerda floja imaginaria por la que caminamos hacía el todo, dejando atrás el nada, son la pregunta que tiene miedo a la respuesta, por que si esta fuese un nada, la cuerda del todo, se rompería y la pregunta terminaría cayendo al vacío, los deseos son la olla que espera en el fuego a que manos expertas vengan a responder las preguntas, tensar la cuerda, darnos la mano y sobretodo susurrarnos al oído que vamos por buen camino y que al final habrá un todo, dejando atrás los miedos del nada.

Soy la pregunta a medio camino, soy el miedo a la respuesta, soy el fuego que espera la olla para poner el guiso a hervir, soy la duda y la esperanza, soy la respuesta nula de la nada de mi alma….

¿Cuándo seré yo la respuesta?¿Cuándo yo la mano que tense la cuerda?¿Cuándo el libro de recetas?¿Cuándo seré yo el todo?.....

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Madrid, Dicimebre 2007.

4 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Yo veo comparable tu Todo o nada al blanco y al negro, extremos de un mundo de grises. Ese mundo de grises es tu espacio intermedio, es tu mundo. ¿Acaso no es mejor un mundo lleno de matices? Las cosas no son malas ni buenas en su totalidad. ¿Pasas poco por la entradita de tu casa o ya no levantas la cabeza por que crees que sabes lo que vas a ver? Recuerda, siempre hay algo de yin en el yang y algo de yang en el yin. ¿a caso no eras tu la que estaba en contra de clasificar el mundo?

Besos multicolor

Iraunsugue_Eternia dijo...

haThus aunque el mundo se me antoje en blanco y negro (porque pienso que así todo se resalta) estoy de acuerdo totalmente en tu exposición, la vida son matices, colores al fin y al cabo que nunca se agotan y que curiosamente siempre tienen algo distinto, reflejos que anteriormente no vimos.

Este texto es antiguo, lo colgué en el foro donde participaba hace ya casi un año, y nadie supo nunca realmente de que hablaba, pero me apetece contártelo. El espacio que hay entre un nada y un todo es aquel donde una persona se queda cuando quiere avanzar y medita las circunstancias de sus actos. Es la meditación y la espera al mismo tiempo, es la incertidumbre al fin y al cabo.

Es ese lugar donde la duda nace y se desvanece, donde viven los momentos que pasan a ser recuerdos, donde crecen los sueños que serán futuro. Es una especie de limbo interior, sería comparable a la delgada línea que separa el ying y el yang.

Besos en blanco y negro.

Sota dijo...

Todo y nada. Y el miedo paraliza y puedes pasar la vida entera ahí, detenida e inmóvil.

Muévete.

Es una estación donde parar y respirar, observar y decidir. Si te quedas parado mueres, debes tenerlo claro...si sigues inmóvil y petrificado mueres...

Debemos tenerlo claro.

Saludos!

Iraunsugue_Eternia dijo...

SOTA: Efectivamente es un lugar donde quedamos parados, en verdad no hay tiempo pero puede que tan poco miedo, solo incertidumbre. Para mí ese lugar es el centro donde somos capaces de asimilarlo todo, pero como bien dices es un lugar de paso y hay que aprender a moverse rápido sino queremos quedarnos allí varados.

Saludos.