15 may. 2008

Una Meta...


Ha salido triunfante del aula con los apuntes en la mano, no ha hecho falta mirarlos, ni dedicarlos tan siquiera un leve gesto de sus ojos para saber que todo había salido como esperaba.
Buenas notas, muchas buenas notas y aunque aún la quedan enredadas en la matrícula ciertas asignaturas, ella sabe que conseguirá aprobarlas.

Se centra en el mar que se extiende tranquilo a lo lejos, los últimos rayos de sol se recrean el vuelo esmerado de lejanas gaviotas.
Sonríe…a por todas.

Se siente segura de si misma, confiada, y recuerda tiempos pasados de libros pesados sobre sus manitas de niña de ocho años, “Cien años de soledad” y Márquez comenzó a ser el punto divergente de lo que ahora ella escribe, mentor en los silencios de las palabras escritas, en las cuales ella se vio siempre reconocida.

Vuelve a casa, entra cantando alguna estúpida canción de rock olvidado, tropieza con el plumero blanco que maúlla a su paso, corre por el pasillo, la gata asustada la mira desde el cerco de la puerta del dormitorio.

Se deja caer en la cama, busca el móvil y escribe las nuevas a 400km de distancia, 600km, no llega más lejos, se queda ahí, esperando respuestas de chocolate fundido en manos traviesas que plantean un futuro prometedor.

Un paso, una meta, ya lo tiene, dos pasos, más metas, a por ellas….

Iraunsugue Eternia


Fotografía-Playa de Urbanova (Alicante) Febrero 2008

4 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Yo veo las metas como las vallas en una carrera de obstáculos, no llegamos hasta ellas y nos paramos, sino que las superamos y vamos a por otra. Veo que tú las planteas de igual forma.
¿Tu gata, a parte de ser un plumero blando, deja pelusas por todo el piso? Por que en mi casa somos muchos: la gata, yo e infinidad de bolas de pelo que se mueven a sus anchas y que por más que intento recoger a diario siempre están ahí.

Besos y abrazos.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Efectivamente, las metas son los vallas que vamos saltando, la verdadera meta no se si se alcanza, al menos yo siempre me propongo cosas nuevas, supongo que hasta que llegue una edad y termine por agotarme.

Y sí, convivo también con sus bolas de pelo, bueno de hecho la puse el nombre de Pelusa por el pelo, también tengo un conejito enano, adora llenarse las patas de serrín y recorrerse el pasillo dejando motitas….no hay quién pueda con ellos.

Besitos

haThus dijo...

Jajaja, tienes un zoológico en casa. Yo a la mía le puse Sepia, por el color que tiene. Pero pronto se ira. Realmente no es mía, es de mi ex-mujer y pronto se la llevará. Es mejor así, aquí se pasa el día sola y, en cambio, con ella estaría siempre acompañada que es lo que le gusta.

Besos.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Pues a ver si busco las fotos y subo alguna de Pelusa, ya miraré escribir un texto digno de la reina de la casa. Siento que la pobre esté tan solita, seguramente si tu ex está más en casa la vendrá mejor.
Es curioso, la gente cree que los gatos no necesitan a los humanos con los que conviven, por eso de que son muy independientes. Y realmente llegan a sufrir la soledad incluso más que nosotros.

Besitos