20 may. 2008

Espíritu de libertad


Amarráis su cuerpo a la tierra para que no surque los sueños, pero ella besa la arena con el triunfo del momentáneo reposo. Atáis sus manos con cuerdas para que no despliegue las velas en busca de su destino, mientras las olas se embravecen de rabia y la marea sube acariciando sus pies.

Acordonáis su espíritu con la excusa de la seguridad, sin comprender que ella necesita estrellarse contra las rocas mil veces más. Hacerse mil pedazos y reconstruirse de nuevo. Porque esa sensación de dolor es lo que la hace crecer, aprender a valorar cuando son los peces quiénes guían sus pies.

Os dedicáis a tirar sobre ella cacharros viejos, pretendéis embarrar su vida con mentiras, hipocresías, envidias y descontentos. Pero sois vosotros los que no comprendéis, que ni las cuerdas serán capaces de retenerla eternamente en la playa, que de nada sirve contarla batallas, ella ansía sentirlas y experimentarlas. Ha aprendido a deshacerse en el camino del equipaje pesado, aquel que la hace aminorar la marcha y anclar lo amado.

No se puede pedir al viento que deje de soplar, no a la barca que no añore el mar, no la pidáis a Eternia que deje de soñar, ella es libre, es imposible atar su alma, erróneo condenarla a pisar tierra firme sin verla marchitar, absurdo amarla e impedirla volar.

Soy un espíritu de libertad.......

Iraunsugue Eternia


Fotografía-Playa del Postiguet (Alicante) Enero 2008

6 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Y como tal, mientras nadie controle tus pensamientos, nadie te podrá "amarrar". Por que al final, pueden controlar nuestro cuerpo, nuestro tiempo, condicionar nuestros gustos, y hacernos llorar. Pero, ¿quién puede controlar los sueños de un espíritu de libertad? Los tuyos nadie ETERNIA, y no dejes que eso llegue a ocurrir o, como tu bien dices, te marchitarás.

Para que no te marchites nunca, te mando un beso de libertad.

Iraunsugue_Eternia dijo...

HATHUS cierto, pueden controlar muchas cosas de nuestra vida pero jamás los sueños, emociones y pensamientos, eso es comparable a un pájaro que vuela libre (que cursi estoy hoy).
Pero aún así, a veces por amor, amistad, dejamos que ciertas personas lleguen a controlar esa parte tan intima de nosotros mismos y puede que no vean bien que volemos tan alto, y quieran encerrar nuestros sueños.

Hay que impedir perder los sueños, así siempre nos sentiremos libres y capaces de alcanzarlos.

Un besazo.

haThus dijo...

Supongo que ese es uno de los privilegios que nos concede el amor, el de controlar los pensamientos de la persona amada por que ella se deje. Pero también es cierto que no hay que atar a las personas, es ser humano nace libre y libre debería vivir. Es absurdo intentar controlar los pensamientos de alguién que llegado el momento necesita volar, solo conseguirás hacerle daño y hacertelo a ti mismo.

Te mando otro beso de libertad.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Ya pero sinceramente yo personalmente no quiero controlar nada ni nadie, por mucho que amemos no me parece justo atar, porque terminamos haciendo la cuerda cada vez más pequeña y ahogándonos juntos.
Yo prefiero dar rienda suelta para que estén conmigo y vuelen a mi lado si asó lo desean y si no, pues tal día hizo un año.

Besos de libertades con guiños libertinos.

haThus dijo...

Eso es precisamente de lo que estoy hablando. El hecho de que una persona nos de potestad para controlar sus pensamientos no nos obliga a hecerlo, yo tampoco he querido nuna controlar a nadie en ninguno de los aspectos de la palabra. Todos somos adultos para controlarnos nosotros mismos (Hablo de personas en plena posesión de sus facultades psíquicas) y ninguno de nosostros sabe más de la vida que otro. Podemos saber sobre determinados temas y aconsejar a alguién según nuestra experiencia, pero no podemos evitar que esa persona siga su camino, como tu bien decias en uno de tus textos.

Mmmm, ¿cómo serán esos guiños libertinos? Me los imaginaré.

Besos.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Efectivamente es que en el amor debe ser así, y es una cosa que yo no he entendido porque aceptamos y respetamos a los amigos, pero en el amor intentamos atar corto. Una persona debe ser libre y por supuesto dejar a la otra que del mismo modo decida y maneje su propia vida y sentimientos, compartir, luchar unidos, pero no atar.

Mmm jajaja imagina imagina que por imaginación que no falte.

Besos sonrojados.