23 may. 2008

Noctámbula reina.


Acaricia la cordura con el paso de los sueños, mientras extrae de lo profundo la inútil sensación de conocimiento. Metamorfosis cíclica que la hace bursátil, sutil ante el espejo incoloro que la muestra su propio cuerpo desnudo.
Y se deja balancear por la eterna calma que reina en su mundo, juega a crear pasadizos secretos repletos de estrellas, oscuros cielos sin tormentas.

De sus cabellos forma rayos, de las caderas entrelaza la pasión al movimiento sonoro del mismo universo, mientras la voz se disipa lejos, como si fuese la nana de un quimérico ensañamiento.
Juega con las pasiones tranquilas, las mezcla con ritmos afrodisíacos, que llegan sutiles desde la realidad paralela de la cual se esconde. Besa tranquila el espacio, como si de un amante apasionado de tratase la toma en sus brazos y ella, se torna poesía, acordes perdidos de una guitarra, irregulares caricias del espacio en su piel.

Gime y calma el deseo en la nebulosa, se vuelve cálida y húmeda, manejable y moldeable complemento de un incorpóreo ser que la toma en sus brazos, y se funden ambos, en movimientos antiestáticos que dan paso a las estrellas. La abraza con fuerza, se hunde dentro de ella en el ahogado susurro de la noche eterna, la hace visible a cada paso de su lengua. Y en el último suspiro del segundo en el placer, se vuelven uno, nirvana de lo efímero, ella estalla en mil partículas, él, vuelve a la vida.

Y la noche duerme, porque ella yace sonriente en el umbral de la inmortalidad, del paseo onírico, del reino de los sueños, lejos de toda gravitatoria realidad, reina, tan solo la reina una vez más….

Iraunsugue Eternia


Ilustración por Diegotxe Montesinos 2005

8 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Una reina que encuentra su compañía en la nada. La soledad siempre es un trazo de la obra mayor, del todo, un ápice de cordura temporal para el humano moderno. Pero una reina de lo onírico tiene potestad para crear realidades desde el espacio y fundirse con ellas, ¿Quién pudiera ser espacio?

Besos desde el otro lado del espacio.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Mmmm cuando entras en el mundo de los sueños eres parte de ese espacio, formas parte de la nada real y el todo onírico, por lo tanto puedes moldearte a ti mismo para ser capaz de amar, desear, entregante, etc.. en ese mundo, todo es cuestión de ganas, dormir bien e imaginación.

Besos desde el umbral de los sueños para tu latente realidad.

haThus dijo...

Pués dormir, lo que se dice dormir, está noche si que he dormido bien, sino hubiese sido la segunda noche sin pegar ojo. Seguro que tu estubiste allí, calmando mis sueños, por que no recuerdo nada de nada, cai rendido.

Besos de un durmiente descansado.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Jajajaja aún te quedaban más tablas por lo que veo, me alegro que hayas dormido bien y estés descansado…siempre me he preguntado por qué los hombres nunca recuerdan los sueños.

Besos de una despierta durmiente.

haThus dijo...

Supongo que no todos nuestros sueños vale la pena que sean recordados. Los sueños que normalmente recuerdo son aquellos que son relevantes, que me han hecho sentir algo muy fuerte. Como digo, luego he estado un rato aflijido por ello, añorando algo que en el sueño tenía o llorando algo que en él perdía. ¿Te ha pasado a tí?

Un solo beso, pero muy despacito.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Es cierto, recordamos aquellos que no enseñan algo en concreto, los que nos muestran y son relevantes como bien dices. Yo soñé con alguien que venía, pero que parecía quedarse a mitad de camino sin saber muy bien si avanzar o dar media vuelta, si, supongo que me entristeció.

Un abrazo cálido y suave.

haThus dijo...

Yo pasé una mañana muy triste, que se fue pasando poco poco, después de soñar que un familiar mio había muerto. Supongo que son sentimientos que, como te digo, transcienden la consciencia, están sitos en nuestra mente. Y nuestra mente no entiende de sueños o realidades, para ella todo es lo mismo. Más allà de élla es nuestro obligación diferenciarlos. Y de como hacerlo ya hemos hablado en otra ocasión.

Te correspondo en ese abrazo princesa Eternia.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Ahí llevas razón, en el mundo del subconsciente todo es real, da igual que te pille un toro o que ganes la primitiva, él todo lo cree y lo hace tan real que a veces asusta. Por eso te comentaba lo de aprender a manejar nuestros propios sueños, saber mantener la cordura dentro de ese onírico mundo, aunque es difícil y para altamente complicado es posible.

Y vaya charlas te meto sobre este tema, es que me picas y no paro.

Pues más abrazos vikingo de ojos esperanza.