26 nov. 2008

La Carta (VII)


Querido Tú,

No se agotan las letras de este tintero, simplemente es que comienzo a vivir en un sueño del que no me creo capaz de salir…incluso, pienso, que puede que no quiera volver a la realidad que me plagia la vida, sino quedarme sumida en tus letras, saltando entre los encadenados, reposando en el hueco de aquel árbol…¿recuerdas?

Desde el día en el cual tus ojos se volvieron a observar mis cartas se me han encharcado las sílabas, me e vuelto niña que chapotea sobre la tinta para borrar mis huellas, cuando en verdad, lo que siempre quise es que las siguieras. Entiende si me escondo tras eufemismos, si taladró las paredes de esta casa en papel, si me escondo y huyo, si lo niego todo, y es que simplemente, enrojezco de asombro. Por qué jamás pensó esta cabecita loca que fueras capaz de reconocerte en los escritos, yo, la que inteligente barrí las pisadas del corazón que porto y quema, la que siempre imaginó de metáfora la escena.

Y ahora…¿qué? Me hubiese gustado preguntarte, cuando en verdad la respuesta es la más rápida de las decisiones, y es que en esta historia, la mía, la propia, solo hay cavidad para los sueños. Tú, siempre, seguirás lejos. Puedo moldear una playa desierta, y hasta encaramar una barca añil en la orilla, puedo escribir un cielo en gris ventisca, un invierno, y el oleaje siendo el único eco. Puedo posarte allí, con tus letras, puedo enredarme aquí, con tus cuentos, puedo vernos juntos, a mí tan solo a unos pasos en arena de tu cuerpo…y a pesar de todo, tú, seguirías lejos.

Déjame aún sabiendo que no seré, que vare los sueños junto a tu playa de escritos, déjame enamorarme del alma que portas y siento cercana, déjame ser la poesía que de vez en cuando se te escapa, déjame quedarme, donde quieras, donde tu decidas, en el rincón de las páginas nunca escritas, en el retazo de tu pluma, oculta entre las hojas de los cuadernos viejos…déjame quedarme, déjame ser sueño.

Prometo no molestar más de lo que tú me permitas, prometo ser silencio si así decides, prometo quedarme solo si tú lo necesitas…prometo ser siempre yo misma, callar aquello que pueda darte, molestarte, incomodarte, prometo ser hada que se posa risueña sobre tu hombro, prometo ser si tú quieres, paleta de musas, llamarada o rescoldo…amiga de ti, pasión encubierta, pero nunca escritor…tú último poema.


Dime escritor…¿puedes hacerme de tinta?, ¿puedes contarme una historia? Déjame entonces ser el hada en tu alcoba…

Fdo. Yo, la que se esconde tras las letras.
Iraunsugue Eternia

Fotografía de google.

8 Atravesaron la realidad:

charlotte dijo...

Iraunsugue que bellas letras!!! cuanta poesía hay en ellas... me encantó!, felicitaciones por el premio también un beso grande!

AdR dijo...

Sinceramente, creo que te superas en cada una de estas cartas que escribes, como dices, escondida tras las letras. Toda la serie forma un vademécum circular que no deja hueco alguno a que se escape el azar.

Desde "Prometo..." hasta el final sale todo hilado como la seda :).

¿Podrá hacerte de tinta?.
Hacer de tinta a una persona es llevarla por siempre en las manos.

Besos, Eternia.

sueño dijo...

La verdad que es precioso, no te puedo decir otra cosa. Me has dejado sorprendido.
Felicidades.
un beso.

JuanMa dijo...

Si él no puede hacerte de tinta, estoy seguro que tú sí podrás hacerle de tinta a él.

Nunca se escribe el último poema (por suerte).

Besos soñados y aleteos metafóricos.

CaminanteDeNoche dijo...

Ay chiquilla, que libro más bonito podrías hacer con estas cartas, son preciosas, es la forma que tienes de expresarlo...

Por tu culpa el otro día me hinché de llorar, pues por un comentario recordé Cartas de una desconocida de Zweig y por suerte lo tenía en casa...duro, romántico y dramático al mismo tiempo y estos días estoy hipersensible y charlo por los codos, mejor dicho, escribo, jejeje.
He vuelto a la avidez por la lectura, que hace ya tiempo por culpa de esto de los blogs, quizás eso quería decir el sueño del libro.

Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

CHARLOTTE: Me alegra que te gustase :) que no nos falte la poesía nunca…un besazo.

ADR: ¿Sabes ADR? Pienso que aunque la que porta la pluma es parte de la escritura, la que realmente debería llevarse los méritos es la Musa, o el Muso en este caso…al fin y al cabo son ellos quienes nos impulsan, y cuando faltan no hay madejas que hilar.

Yo se que si el quisiera sabría hacerla de tinta mejor que nadie, pero ciertamente llevarla siempre en las manos es una petición cara y costosa, aunque su alma tan solo pese 21 gramos.

Besos, AdR.

SUEÑO: Me gusta tu nick…me alegra tenerte por aquí y que te haya gustado esta carta.

Un beso.

JUANMA: Él ya es de tinta para ella, quizás desde la primera vez que lo encontró…o puede que comenzase a dibujarle en las cartas…realmente, ¿Cuándo es nunca?

Besos ensobrados y rugiditos de tinta.

CAMINANTE: Ains ains me traéis loca con ese libro, ¿quién me lo regala para Navidad? (anda que no tengo morro ni ná) pues hincharse a llorar es bueno, yo me pego también buenas panzadas mientras las leeo…¿un libro? Mmmm sí, pero uno personal con tapas echas por mi misma, y un lazo para atarlo…quedaría bonito, quizás lo haga.

Uff! Yo tengo los libros abandonados, jajaja tienes razón que con esto de los blogs una se olvida del papel, pero a mi me pica más ahora en invierno, en cuanto me relaje un poco vuelvo a la lectura en mano.

Un abrazo.

haThus dijo...

Parece que al final se dió cuenta...

Iraunsugue_Eternia dijo...

HATHUS: Me escribía a mi misma....