22 nov. 2008

De HuiDas (II)

Años más tarde y sobre aquella cama, desnuda, con la piel pringosa de sexo y deseo, se dedicó a enredar el pelo de Él entre sus dedos, jugueteando con cada mechón oscuro que caía sobre sus mejilla, al cerrar los ojos, lo sintió acercarse rozando entre cosquillas los pómulos marcados, haciéndola suspirar al sentir los labios dibujándola el rostro, pinchándola poco a poco con cada vello de su barba.

Fue entonces cuando los recuerdos volvieron, como tantas veces, a danzar sobre las palabras que jamás pronunciaría, historias muertas, jamás contadas.

-Si algún día me fuese, sin decirte a donde ni por qué, ¿vendrías a buscarme? –y así cayeron de sus labios las mágicas palabras.

Él, aún sorbiendo el beso de sus párpados quedó callado, pensativo, mientras relejaba el cuerpo aún latente de deseo sobre los suspiros.

-No, no lo haría.

Y Ella abrió los ojos a una realidad nunca conocida, porque si hubo amantes incontados, todos, podrían decir que Ella les preguntó aquella misma frase, sin tiempo ni excusas, solo dejando caer las dilapidantes palabras.

-¿Por qué?

-Porque si un día te vas y no me dices el motivo, pensaré que has dejado de quererme y que prefieres vivir lejos de mí. Por eso no te buscaría, me limitaría a quedarme en el mismo sitio, esperando a que volvieras con alguna explicación.

Se incorporó sobre su propio cuerpo hasta balancearse contra sus caderas, repasó sus hombros desnudos, descendiendo tranquila con la lengua por sus brazos, muriendo en los largos dedos de las manos. Hasta hacerse un hueco contra el estómago, cerca de su sexo, besando cada rincón escondido de su esqueleto.

-¿Sabes? He preguntado esto muchas veces, y todos me respondían lo mismo “claro, sin dudarlo, iría en tu busca” –mordió la piel cálida hasta escuchar un gemido –y cuando lo hice, cuando me fui ninguno de ellos cumplió su promesa…

Apostadas sus manos contra la cintura de Ella, la elevó unos centímetros sobre su cuerpo, hasta sentirla caer húmeda sobre su sexo, la penetró despacio, sin que Ella pudiese casi percibir el cosquilleo de los dedos que recorrían su espalda estremeciendo la piel.

-¿Y?, ¿qué quieres decir con eso? –preguntó cuando la tuvo segura.

-Que contigo no voy a salir corriendo, creo que has sido el único que ha hablado con sinceridad, entonces seguramente me apetezca quedarme.

A una milésima de segundo de los labios, la contestó:

-Yo no te voy a retener, pero desde luego, seré más feliz si te quedas.

Y Ella, así lo hizo…

Iraunsugue Eternia

13 Atravesaron la realidad:

mErL dijo...

Aprovecho TU BLOG, para felicitarte porque creo que uno de estos días es cumple.

Felicidaes por tus pocos años y los muchos de experiencia.

Feliz Cumple.

Ayshane dijo...

menuda reflexión... seguramente me apetezca quedarme....

me encanta!!!

besitos grandotes....

SoFia dijo...

Que hermoso final!!!
De verdad me encantó...
No hay porque mentir... No hay porque hacer promesas falsas que no se van a cumplir...
Si se habla con la verdad desde el principio se logran cosas maravillosas!!!
Un abrazo!!! :)

CaminanteDeNoche dijo...

La sinceridad, que preciado tesoro tan difícil de encontrar o de abrir...y a veces tan dura, pero es mejor que la decepción de las falsas ilusiones que causan las mentiras, y que a veces se dicen inconscientes del daño que pueden causar.

Besos

JoseVi dijo...

Precioso... me recuerda a tantas conversaciones como esas he tenido :) Pero mi destino es seguir buscando :) tal vez me falte algo por aprender.

Me ha encantado la narracion, un fuerte abrazo

charlotte dijo...

que bello!, si hasta puedo verme enredada en ese dialogo...
gracias por la suave brisa que me hacen recordar los pasos q he dado.
Un abrazo grande guapa!

ALMAGRISS dijo...

Simplemente precioso... qué importante es la sinceridad y que poco se usa... a veces ganaríamos más diciendo simplemente la verdad, pero preferimos dejar que palabras inútiles y bellas salgan de nuestras bocas, preferimos hacer promesas imposibles de cumplir...
Me ha encantado
Mil besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

MERL: ¡Graciaaas! Al final me he ido y aún me debes ese chocolate con churros en Valor, bueno bueno la próxima no te libras ;)

Besos.

AYSHANE: Jajaja ¿y para qué reflexionar más? A menudo el ser humano hacemos la vida más complicada de lo que es, por no hablar de las relaciones.

Besitos.

SOFIA: Desde luego mejor ir paso a paso, con la verdad por delante, sin florituras, así las cosas salen mejor.

Besos.

CAMINANTE: Mmm yo siempre digo que prefiero una verdad que duela a mil mentiras, no soy muy amiga de esas, mejor tenerlas lejos. Y si, hoy en día cuesta encontrar alguien sincero.

Abrazos.

JOSEVI: Amigo recuerda que quién más prometa menos cumplirá.

Un abrazo.

CHARLOTTE: Me alegra que te enredes en mis palabras, un beso.

ALMAGRISS: Yo antes adoraba las promesas, siempre las cumplía, hasta que la vida me hizo fallar, desde ahí intento no prometer nada, y quedarme con las “no promesas” de la gente, me fío más.

Besos guapa.

AdR dijo...

Así es... fluidez, que todo salga solo, con lógica. Si una persona se va y nunca vuelve... es muy normal pensar que no quiera (o no pueda querer) nada de su pasado (eso ocurre en tu primera parte), es triste, pero se sale.

Y aquí, impera la cordura y el amor. Con enredos en las sábanas. Maravilloso.

Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

ADR: Muchas veces salimos de la vida de las personas para comprobar si realmente somos importantes, o al menos esto es lo que yo creía antes. Jamás pensé que esa persona no moviese un dedo porque se creía abandonada en el pasado, nunca se me pasó por la cabeza…hasta ese día.

Es que las mejores conversaciones se dan entre las sábanas.

Besazos niño.

haThus dijo...

<<-Porque si un día te vas y no me dices el motivo, pensaré que has dejado de quererme y que prefieres vivir lejos de mí. Por eso no te buscaría, me limitaría a quedarme en el mismo sitio, esperando a que volvieras con alguna explicación>>
Leidas las respuestas de él, transcritas por tus manos, parecen hasta correctas. Parece que han causado sensación entre tus lectores. Lástima que en el fondo, para tí, no lo fueran, ¿verdad?. De todos modos, de todo lo que él te dice ahí, no queda nada por ocurrir, hasta la explicación ya está dada, no parece que quede nada que eserar.
...
<<-Yo no te voy a retener, pero desde luego, seré más feliz si te quedas.
Y Ella, así lo hizo...>>

Besos de corrección << Y Él así lo hizo...>>

Iraunsugue_Eternia dijo...

HATHUS: Ella esperaba escuchar un “iré a buscarte, lucharé por ti” pero las palabras se las lleva el viento, eso es algo que Ella ha aprendido en los últimos tiempos…en realidad sigue encerrada en una torre esperando ser rescatada.

Besos de soledad solitaria.

haThus dijo...

Ya has sido rescatada, ahora a vivir.