19 nov. 2008

La Carta (III)

Querido Tú,

¿Por qué te escribo? Me he preguntado durante todo el día mientras observaba descender la lluvia sobre los cristales de mi propia alma….encontré un sin fin de respuestas, pero tan solo me resultaron extrañas e intrincadas excusas.

Cómo estás cartas que redacto sin ser enviadas, porque en verdad el destinatario tan solo es un espejismo, seguramente idealizado de lo que yo quiero que sea.
Y me pregunto de nuevo, ¿no será mejor así? Porque siéndote sincera eres tan metódicamente perfecto que me resultas extraño, y busco entre los engranajes de tu escritura los fallos, las comas que se te olvidó colar entre los párrafos, nada, todo parece hecho de esa magia que desprender tus escritos, perfecta caligrafía de quién se me antoja un soñador de mundos.

Hoy, caminado, he caído en la cuenta de que si me cruzase contigo no abordarías mis pasos, puede que ni te fijases en esta efímera mujer de ojos románticos, y puede que yo…tampoco me volviese a mirarte a ti. Y es que el cuerpo me resulta una estúpida coraza que todo lo puede y todo lo llama, porque la calle está llena de sonrisas, y la mía, seguramente, te resultaría extraña, y no familiar como una espera que resulten la cosas, y en el fondo, soy una mujer de tinta, de sueños, ¿pero real?, ¿acaso eres tú real?

He comprendido el peligro de llamarte, y me siento estúpida al pensar que algún día puedas girarte, yo, la que siempre fue lucha en pos de los sueños, se queda hoy en la retaguardia de los pensamientos. Comprendí en tu ausencia que lo mejor es finalizar las epístolas que escribo y guardo, mientras tú enredas los recuerdos que ella te ha dejado, y yo, tan solo, vivo, sueño y guardo palabras en un tintero varado…no hay sobres para ti, tú, sin dirección, siempre el único destinatario.

Y a pesar de saber que lo mejor sería dar marcha atrás a esta locura sin razón de la que me he hecho dueña y a ti partícipe sin saberlo, hoy, he vuelto pasear por tu reino, colándome entre los participantes que dan vida a los personajes que inventas, siendo yo, la que en silencios te imagina y reinventa.

Perdóname, más no he podido evitarlo, acariciar tus cuentos hasta besarlos.

Fdo. Yo, la que jamás iluminará tu mundo.

Iraunsugue Eternia

Fotografía de google.

7 Atravesaron la realidad:

CaminanteDeNoche dijo...

Y seguirás buscando al destinatario de tus cartas en los ojos de los desconocidos, como yo busco en las miradas los oníricos personajes que invadieron mis sueños.

Besos

AdR dijo...

Yo ya estoy que me como los dedos, las uñas ya me las zampé en la segunda carta. O sea... que te has enamorado de un escritor de cuentos, y los besas porque no lo tienes a él.

Sácanos de dudas, por Dios.

Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

CAMINANTE: Siempre buscando amiga, intentando hallar aquello que soñamos en un mundo realista…la pregunta es, ¿lo encontraremos?

Besos.

ADR: Jajajajaja ¡pero killo no te me comas entero! A ver si luego dejas de escribir cuentos y me haces sentir culpable jajajaja ….mmm bueno algo así, ya se irá viendo en las próximas cartas que nos dice “ella” sobre “él”…pero no vas mal encaminado.

Todo a su tiempo, ricemos más el rizo a ver si alguien contesta.

Besos.

JuanMa dijo...

La pregunta no es si él es real (o si lo eres tú).
La pregunta es: ¿Es real el sentimiento?

Si lo es, ya tienes algo que escribir en tu diario para este año.

Iraunsugue_Eternia dijo...

JUANMA: Buenísima pregunta, ¿y si es real el sentimiento? ¿que tipo de sentimiento es? Tengamos en cuenta que no le conoce, solo a traves de sus escritos.

Ya iré dándo más pistas ;)

Un besazo.

haThus dijo...

Alguien está en áscuas... jajaja

Iraunsugue_Eternia dijo...

HATHUS: jajajjajaa fue divertido la verdad :)