6 jul. 2008

Quiéreme en los gestos


-Antes creía en las palabras –le ha dicho en el silencio de una mirada –ahora, necesito gestos.

Rememora la incomprensión de si misma en aquellas palabras que se la endulzan sutiles. Y es que en otros tiempos ella sopesaba lo dicho con lo hecho, y la balanza siempre se vencía en contra de la mímica y sus gestos.

Pero hace ya tiempo que meditó sobre la validez de unos labios, y pensó que a lo largo de los años las personas que nada dijeron, a la larga, se lo fueron dando todo. En cambio, quién no calla no otorga, y todas las veces que depositó su confianza en la palabra alzada, terminó rompiendo promesas contra la cruel realidad del presente-futuro.

Quizás es por eso que desde aquel día, comprendió que no quería más “te quiero” vacíos, porque es fácil conjugar el verbo amar, lo difícil es demostrarlo. Él la ha estado explicando que le cuesta expresarse en las definiciones exactas, que las metáforas son de vida y que en verdad es más él, cuando se mece en los silencios y habla a través del cuerpo.

Ella siempre pensó que la costaría leer sin escuchar, porque ha sido construida a partir de las sílabas y siempre se la antojaron difíciles, las personas incapaces de multiplicar oraciones encarnadas con sentimientos.

A día de hoy no la hace falta más que una mirada, para describir aquello que piensa su alma. Por eso se siente segura a su lado, por que ha aprendido a saberse un “sí” cuando el dice “no”, y a reconocer un “yo también” cuando el busca irónicas respuestas.
No la hace falta más, tan solo la suave caricia de sus gestos, para ser consciente de que los sentimientos, no siempre van gemelos de los vocablos.

Aún así y para él, ella sigue siendo de letras.

Iraunsugue Eternia

Fotografía-Playa del Carabassi, Alicante otoño 2007.

2 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Yo siempre he pensado que las palabras cimunican pensamientos e ideas, información y desinformación, además de otras cosas. Para las sensaciones y los sentimientos siempre nos queda el resto del cuerpo, la comunicación no verbal. Me alegro de que seas capaz de darte cuenta de todo eso, por que compartir esa idea, irónicamente dicha con palabras, nos hace participes de una realidad palpable, y me gustaría que eso siguiera siendo así.

Besos no verbales.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Sabes que soy de palabras, aunque es verdad que las acompaño con gestos. Solo debía comprender que tras los silencios se dicen muchas más cosas que cuando uno habla, y es bonito reconocer esas palabras tras una boca callada y un alma que se muestra a través de su cuerpo.
Yo también espero que eso siga siendo así.

Besos en mutis.