21 jul. 2008

Onírica Presencia, Realista Forma

Menguante la reina de tez albina que sostenía el mundo bajo su manto nocturno, sentí el beso incoloro de las olas acariciando mis pies desnudos, espuma que engarzaba gemidos al chocar contra mis muslos. Me desprendí de las últimas prendas que aún acorazaban mi ser, para quedar en piel solo para ti, y me sorprendió la ligereza del pesar de mis pensamientos, que naufragaron al reconocer tu aliento sobre mi cuello.

No me volví, pues no me hacía falta mirarte para tenerte presente y sentir tu abrazo corpóreo siendo el ángulo de mis pechos. Desquicié al suspiro hasta alterarlo con sonrisa, y entonces observé aquel mundo que se abría paso ante nuestra esencia.
Te envolviste en tu propia ausencia de búsqueda hasta quedar atrapado en mi universo onírico, y yo te encontré en la tinta de una pluma filósofa, que parecía madurar con el paso de las horas. Me hubiese gustado hablarte de todo aquello, de lo que me produjo el primer encuentro entre nuestros pensamientos de tinta. Pero permanecí en silencio sabiendo que tú leías en mí, y solo en mí
Por eso, aquello que yo siempre quise decirte tan solo me limité a sentirlo, comprendiendo que los estímulos de mi piel no serían náufragos para tus sentidos. Temblaste, como tantas veces cuando los espacios dejaban de ser individuales para volverse uno en ambas partes, que se complementaban al instante del encuentro.

Cerré los ojos para mostrarte aquello, abrí las puertas de mi pequeño universo en miniatura, y te llevé por los recónditos bosques de mi niñez, hasta mostrarte como conocí a mis alas y me hice dueña del cielo. Paseaste de mi mano por mi cielo eterno acorazado por sueños de estrellas, bebiste de mi mágica esencia para no caer en la prisión realista. Te fundí en los bailes de eróticas llamas, te creé de la arenisca de mis montañas.
Y tú, que al principio buscabas con desconfiada la puerta del umbral de tu mundo, poco a poco fuiste cayendo en el sueño de todos mis murmullos. Te mostré como el sentimiento se hacía en verso, y los besos se inventaban en jeroglíficos nunca muertos. Te enseñé que la pasión tiene nombre propio, y que se muere en los gemidos del placer compartido cuerpo con cuerpo.

Navegaste entre las praderas de mi corporación antiestática, te envolví de mil fragancias y te reinventé de nuevo, para que al final siempre fueras tú, y solo tú, el dueño de todos los vértices de mi cuerpo.
Te mostré mi aura, te enseñé a ver la tuya, volamos sin más, por este Laberinto de oníricas locuras.
Fue entonces cuando reparé que no recuerdo bien si te encontré o me hallaste, si te amé primero antes de que tú me conquistases. Caí de nuevo en el umbral de aquella noche del presente, siendo consciente de que podía envolverte hasta hacerte mágico, y caer sin miedo en el realismo de tus brazos.

Miré la noche con la esperanza que siempre vi en tus ojos, y que irremediablemente se volvía la tranquilidad de los míos.
Me soltaste unos segundos y advertí a mis espaldas que buscabas las horas, me volví a observarte en los silencios de mediana sonrisa.
-Se ha parado –dijiste mirando el reloj que hasta ahora sostenía tu muñeca.

Me reí al reconocer la llave de aquella puerta.

-No funciona –insististe interrogando a las manecillas.
Me acerqué hasta que tus labios fueron milímetros contra los míos, y susurré despacio atrapándote de nuevo en este onírico laberinto de sensaciones y esencias.

-Olvídalo, no va a funcionar, a mí lado el tiempo carece de sentido.

Iraunsugue Eternia

8 Atravesaron la realidad:

home loan calculator dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marcos dijo...

¿Has pensado alguna vez en hacerte escritora de relatos? y no es peloteooooooooooooooo!!!jajajajja
Saludos!!!

Iraunsugue_Eternia dijo...

MARCOS: Jajaja si tengo una novela escrita que estoy intentando publicar, además de varios guiones de cortos, comics, etc.. estoy en ello pero hasta que pueda vivir de ello pasará tiempo.

Saludos!

haThus dijo...

La magia y las sensaciones son caminos tan distintos. La magia no quiere explicaciones, solo soluciones rápidas. Las sensaciones (realidades) se basan en hechos, que a su ves se basan en otro hechos, y así hasta el infinito. Tienen respuestas y explicaciones, aunque a veces son tan complejas.
Me ha gustado tu "cuentecillo", relato verídico-enmascarado, la ausencia de tiempo y los ápices de vericidad o puntos clave. Es importante retener es nuestra memoria aquello que nos hace felices, para cuando la vida nos juegue malas pasadas.
De todas maneras explicado por ti siempre parece más mágio.

Besos mágicos.

Iraunsugue_Eternia dijo...

Hathus no se hasta que punto estoy de acuerdo contigo en lo referente a la magia, puede que vivir tan solo de ella nos lleve a un autoengaño y como bien dices se busque la solución rápida. Para mí en cambio la magia lleva solución en si misma, cuando uno vive de magia se sabe consciente de que aquello que tiene que ser será, y lo que no es porque así debía de ser. Pero a la vez estoy de acuerdo en que las “sensaciones-realidades” buscan los hechos como base de apoyo.

Ni una, ni otra, en soledad ambas pueden llevarnos a desvincularnos del camino, pueden cegarnos de tal modo que seamos incapaces de ver lo que realmente ocurre a nuestro alrededor. Así que opino que ambas en su justa medida y unidas son la mejor pócima con la que vivir la vida.

Me alegra que te haya gustado el “cuentecillo”, es cierto, uno debe retener los momentos de felicidad en la memoria para cuando vengan tiempos de oscuridades, ya sean externas las que nos trae el mundo, o internas, las que nos creamos nosotros mismos.

Besos hechizados.

haThus dijo...

En fin, cada cual se busca su "mágia" para superar la cruda realidad. Bien sea la religión, bien sea la cienciaficción, bien sea la mágia, bien lo que sea... todo forma parte de la humanidad.

Saludos.

haThus dijo...

Perdón saludos no, besos, muchos besos. Besos de humanidad

Iraunsugue_Eternia dijo...

Cierto cada uno se aferra a lo que puede para escapar de la cruda realidad...mientras no sea nocivo.

Jajaja ya te estaba yo llamando tacaño por los saludos. Muchos besos humanos para tí y un abrazo humanístico.