6 jul. 2008

Créame de ti


Rodéame de mar hasta licuarme en las olas, hazme de sal bajo el sabor de tus labios, escúlpeme de tierra, siendo forma bajo tus delicadas manos. Aprisióname la piel con el calor de los tiempos, recórreme en gemidos mientras trazas mi cuerpo.
Lame el viento que escapa de todo mi ser al sentirte profundo, húndete en mí, para que muramos juntos.
Hazme de vida en el movimiento inestático de esta pasión, despiértame lujuria con el universal candor, vuélveme estrella que late dentro, úntame mil veces en el veneno de tu cuerpo.

Iraunsugue Eternia

Fotografía- Playa del Carabassi, Alicante otoño 2007

2 Atravesaron la realidad:

haThus dijo...

Pero algunso recursos son reducidos y no siempre son suficientes, espero que el tiempo no haga perder esas sensaciones antes de que se cumplan tus peticiones. Recuerda, que en la distancia no todo se desvanece, hay cosas que se magnifican y una de ellas es la compenetración intelectual, siempre que la haya, claro está.

Besos tocados.

Iraunsugue_Eternia dijo...

No pienso que los recursos sean reducidos, es saber obtenerlos y jugar con ellos en el momento preciso. El tiempo siempre puede ser un aliado, no depende todo de él, sino más bien de la intensidad del sentimiento, si es fuerte se mantiene estable o se magnifica con el tiempo y la distancia.

Besos atemporales.