20 jul. 2008

Ausencia-Exigencia


¿Y quién llena el espacio de las ausencias? Si no somos más que marionetas de nuestros propias exigencias, y es que el sentimiento del sentirse completo parece ser la importancia de un todo. Y si no somos capaces de encontrar la fórmula exacta para no sentir ese vacío, entonces, la exigencia se hace cómplice de nuestros propios delirios.

Nos volvemos vampiros sedientos del complemento, bebemos de la energía de aquellos que nos aman, y caemos en la paranoica idea de que ellos son los únicos capaces de llenar el espacio por donde se cuelan las lágrimas.
Craso error el nuestro, el pensar que aquellos que la mano nos tienden, son los responsables de bordarnos la sonrisa inmaculada e imperecedera de la felicidad eterna.
Por qué aquello que buscamos no está fuera, sino dentro de nuestra propia esencia.

Pero el mirar hacía el interior de uno mismo se hace complicada pesadilla diaria, enmarañamos las excusas para no abrir las cajas de nuestro propio cerebro, porque al hacerlo nos daremos cuenta de que somos responsables de nuestra propia felicidad.
Es entonces cuando caemos en la cuenta de lo complicado que hacemos nuestro propio camino, tirando piedras sobre nuestros pies, impidiéndonos la alegría de esta andanza.

¿Reposar pues? Quizás sea la única solución que encuentran las almas que en este estado de ausencia-exigencia se encuentran. Hacer un alto en el sendero de la propia incertidumbre para pensar en aquello que nos atormenta y nos falta. Darnos cuenta de que nosotros somos los únicos capaces de llenar ese espacio, y que el reconocer el problema tan solo conlleva una meta, encontrar la solución del mismo.

Es en ese instante de clara clarividencia, cuando comienza una metamorfosis cíclica…

Iraunsugue Eternia

Fotografía-Pensamientos, Playa del Carabassi, Alicante 2007

7 Atravesaron la realidad:

CaminanteDeNoche dijo...

Hola Iraunsugue_Eternia. De acuerdo contigo respecto a tu escrito, y es la vida y la experiencia la que nos acaba enseñando lo que expones, a veces con dolor.

Sinceramente, me gusta mucho como escribes, y no lo digo ahora porque me hayas comentado, ya se lo dije a Josevi, pues te leí a través de él, esos relatos increíbles... Pero últimamente he tenido poco tiempo para comentar en la largísima lista de blogs pendientes de comentar, aunque los lea. Poco a poco iré ensanchando mundo...


Abrazos soñadores

ALMAGRISS dijo...

Estoy de acuerdo en que la auténtica y realmente única felicidad proviene de nuestro interior, pero tantos años se ha pasado la sociedad intentando convencernos de lo contrario, que parecemos haber caído irremediablemente en ese pozo sin fondo que es la búsqueda de la felicidad a través de otras personas... dícese la media naranja famosa... No deberíamos dejarnos engañar, pero los viejos hábitos y las costumbres son difíciles de romper. Yo soy una naranja entera (o estoy en el largo camino de creérmelo) y no necesito que nadie me complemente, que quiera compartir parte de mi naranja con alguien que me haga compartir parte de la suya, es otra cosa...
Me encanta como escribes. A veces se me olvida que todavía queda gente capaz de expresarse a través de las palabras.
Un beso

Verónica (peke) dijo...

Pensamientos vacios, sueños rotos y un millon de sensaciones se nos escapan por nuestra venas y unos dedos, pra ser plasmados en un hoja en blanco.
Me ha encantado el blog, me pasare mas amenudo, te invito al mio si gustas...

besotes de esta peke

haThus dijo...

Al final lo que cuenta es la solución. Piensas y piensas, dejas de sentir otras cosas que no se piensan y tu camino se vuelve cuesta arriba. Nos preguntamos y preguntamos a otros por el lugar a donde queremos llegar y nos olvidamos del momento que estamos viviendo. Tanto que exigimos a nuestro acompañante que nos muestre aquello que queremos ver y nos olvidamos de él. Siempre he pensado que las exigencias nos sobrevaloran, solo somos personas. El mundo sería un lugar más agradable sin ellas, ese es mi reposo prometido.

Besos prometidos de ausencia crónica.

Iraunsugue_Eternia dijo...

CAMINANTEDENOCHE: Gracias por pasarte, yo como ya sabes pasé a tu blog por el de Josevi.

La experiencia y las propias exigencias de la vida, cuando una se encuentra con esa amiga-enemiga llamada soledad, es cuando comprende que una misma debe llenarse. De esa forma no exigiremos a quién no debemos y aprenderemos a dar más.

Abrazos universales.

ALMAGRISS: Me ha encantado tu disertación sobre el tema. Estoy de acuerdo en que esta sociedad donde hemos nacido nos a impuesto la idea de que los demás llenan todos nuestros vacíos, cuando lo que realmente es y debe ser es que cada uno debe llenarse a si mismo.

Y como bien dices, todos somos completos, otra cosa es que otra naranja nos complemente y hagamos un zumo perfecto juntas, pero una debe ser entera para reconocer a esa otra naranja entera cuando se encuentren y saber escoger bien, sin exigencias.

Besos

VERÓNICA: Me alegro que te guste el blog, si todo se nos escapa para quedar grabado a pluma imaginaria sobre las teclas de un pc, la nueva era ya se sabe, aunque yo sigo siendo de tinta.

Me pasaré por tu blog.

Besos peke.

HATHUS: Pienso que pensar no es malo, nos ayuda a darnos cuenta de muchas cosas, sobretodo de los errores que estamos cometiendo, como en mi caso. Si no hubiese pensando no habría caído en lo que estaba comenzando a hacer. Debo agradecer la santa paciencia de mi acompañante ;) no me olvidé de él, me olvide de lo que realmente importaba y es que estamos juntos, y que hay amor, lo demás se construye juntos.
Pero yo necesitaba darme cuenta de mi error para darte ese reposo prometido.

Besos con promesas nunca ausentes.

Max dijo...

Qué dificil resulta a veces alcanzar ese grado de clarividencia ¿verdad?
pero tienes razón, no queda otra.

Kssss

Iraunsugue_Eternia dijo...

MAX: Mucho, a veces cuesta años, pero lo importante es llegar a encontrarlo y llevarlo a la práctica…eso si que es difícil.

Besos.