10 oct. 2008

Cosas que guardé en mis cajas de zapatos.


Cerró despacio la última página del álbum fotográfico, y como si fuese un pequeño tesoro de aquella que se sentaba enfrente, lo dejó caer sobre sus manos con la dulzura que le caracterizaba.

-Yo tengo una caja de recuerdos –le escuchó decir de una forma casi inaudible, y hasta sus ojos azules se iluminaron recordando lo que había dentro.

Ella se limitó a colocarlo en la estantería, junto a los libros y los comics que leía con más frecuencia, al lado de “Sandman”, cerca del “Ciclo de Irati”. Al incorporarse, su mente se perdió en aquella frase, que aquel amigo había dejado caer como si formase parte de la función, sin saber que acababa de desatar los hilos de un destino próximo.

-Sabes F. -comenzó a decirle- cada amor que ha pasado en mi vida tiene su caja de recuerdos –volvió a sentarse, indicándole con el dedo índice la parte más alta del inmaculado armario que él tenía a sus espaldas -. Siempre que algo termina lo guardo en una caja de zapatos, suelo forrarla con el color que me recuerda a ese amor, y en ella guardo todo lo que vivimos.

Lo que no le contó, es que rara vez volvía a abrir esas cajas, y que con el paso del tiempo, los objetos y fotografías que quedaban dentro terminaban por difuminarse con el color de la caja vecina.

-Puedo decirte –prosiguió con aire melancólico y chispa juvenil –que hasta uno de ellos vino a mi vida con su propia caja, como si ambos supiésemos la fecha exacta en la que diríamos “adiós”.

Se incorporó para observar el mar pelearse contra las olas en aquella tarde lluviosa de un jueves cualquiera, con la mirada perdida en el horizonte, cayó en la cuenta de que aquel aún no tenía su caja de recuerdos y que iba siendo hora de regalarle un lugar..seguramente, la pintaría de oscuridad, como aquello que aquel pintaba de niño.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-De una de las importantes estanterías de aquella casa, Alicante octubre 2008

12 Atravesaron la realidad:

CaminanteDeNoche dijo...

Yo no podría tener cajas para esos recuerdos, prefiero que se difuminen en el tiempo para que no me atormenten, sobre todo si han dejado heridas...

Besos

ALMAGRISS dijo...

De acuerdo con caminante... hay cajas que es mejor no poseer... ciertos recuerdos que es mejor olvidar... a fin de cuentas, el pasado ya pasó.
¿Y tú? ¿Tienes cajas que nunca abres? ¿Para qué las tienes? ¿Acaso el ver la caja en sí te hace recordar?
Un beso arual

Hyku dijo...

No es mala idea agrupar en cajas los recuerdos, de ese modo no te asaltan cuando menos lo esperas. Si tuviera sitio en algún armario y me quedara corazón, te imitaría la idea.

Besos organizados

Marcos dijo...

Bueno ya estoy por aquí otra vez...
Buen relato, como siempre, un saludo.

JoseVi dijo...

La verdad es que tampoco suelo guardar recuerdos en cajas, pero del modo que lo has narrado me ha encantado. Es como dejar tu vida en capitulos, cerrados y abrirlos solo cuando uno lo desea. Me encanta la idea aunque no pienso asi.

Yo suelo borrarlo, sobretodo fotos, de regalos segun, con algunas parejas he conservado y con alguna no deje ni rastro, lo elimine todo.

Es segun como se desarrollo todo, no se. Depende de mil cosas y de cada persona.

Yo es que tengo una vision de la vida como completandote paso a paso pero como todo caduco, no se si me explico.

Las lesiones de aikido y karate desaparecen porque procuro no lesionarme gravemente. Tal vez alguna contractura que tarda meses en desaparecer, pero las marcas de espada se quedan y ya tengo alguna.

Eso son recuerdos en tu cuerpo imposibles de borrar, pero de objetos personales... suelo eliminar si la otra persona me hizo mucho daño.

Un fuerte abrazo, bonito tema me ha encantado.

Iraunsugue_Eternia dijo...

CAMINANTEDENOCHE: ¿Y realmente se difuminan? Hay cosas que no se olvidan, tan solo dejan de doler. Esas cajas son retazos de mi vida, igual que aquellas en las que guardé las entradas de los mejores conciertos, mis velas de cumpleaños, etc…

Solo recuerdos archivados….Besos.

ALMAGRISS: Aun no habiendo cajas, hay recuerdos, podemos tirar todos los regalos pero siguen estando en la memoria, entonces, ¿por qué no conservarlos? El pasado ya pasó, pero me ayuda a recordar que no debo cometer los mismos errores en el presente.

A tus preguntas, sí tengo cajas que nunca he vuelto a abrir, cajas que han terminado en la basura, otras que terminaron perdidas por algún cajón, y una concretamente que abrí hace un tiempo para comprobar que ya no dolía. No me hacen falta las cajas para recordar, los recuerdos están ahí, forman parte de mi vida como le he comentado a Caminante, son solo recuerdos archivados.

Besos.

HYKU: Los recuerdos asaltan con o sin cajas, créeme, por eso yo los guardo y los archivos hasta que no han dejado de doler. Cuando ya no duele, es el momento de meterlos en cajas. Lo del armario es comprensible, pero eso del corazón no me cabe en la cabeza, ¿quién te l ha mordido?,¿no te ha dejado ni un pedacito?

Besos corazonados.

MARCOS: ¡Ya era hora! Estoy en tu tierra, y recuerdos que nos debéis un café…saludos.

JOSEVI: Creó que no se ha cogido bien el mensaje del texto, te explico, yo pienso que lo malo y lo bueno que hayamos vivido forma parte de nuestra vida. La gente se dedica a tirar y borrar todo lo que represente la otra persona, esa que se marcha, y así quieren borrarlo de su vida, ¿por qué?, ¿acaso no hubo momentos buenos, acaso no forma parte de nuestra vida?

Intentáis deshaceros de aquello que os hace daño en lugar de analizarlo, si tu te lastimas en aikido simplemente curas la herida, si yo me lesiono en el amor intento ver por qué ha sido y mejorarlo en el presente. Mis cajas son años de mi vida, son recuerdos de amores pasados, de amistades que ya no están, etc… es mi vida, y el pasado es lo que me ha ido forjando como persona.

¿De que sirve eliminarlo todo?¿olvidas así más rápido? Como le comenté a Almagriss hay cajas que terminan en la basura, no las guardo siempre, otras si, pero como le dije a Hyku hay que hacerlo cuando ya no duele, guardar lo bonito de esa persona.

Ahora bien, hay una cosa que siempre intento respetar, y es que mis cajas son secretas y nunca las dejaría a la vista de ÉL, porque eso podría doler, al igual que tampoco me interesan las cajas en las que ÉL guardó los recuerdos de aquellas. Eso sí es importante, cada uno con sus cajas pero lejos de la vista del presente.

Espero que lo hayas comprendido mejor, lo que hay que eliminar son los recuerdos dañinos, pero no olvidando, sino aceptando. Las fotos, anillos, mi traje de novia….son solo objetos de mi vida.

Un abrazo compañero.

JuanMa dijo...

Yo procuro guardar los recuerdos sólo en mi corazón y en mi cabeza (lo otro me dolería demasiado...).

Besos en serio y arrumacos de dragón.

AdR dijo...

Me ha gustado, mucho.

Eso es porque soy un obseso de las cajas de recuerdos, sean como sean, aunque no tengan forma de cajas.

Sandman es genial :)

Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

JUANMA: Supongo que en el fondo todos buscamos eso, guardar los recuerdos, archivarlos, sea donde sea. Yo utilizo cajas de zapatos para dejar vacío el corazón y volver a llenarlo, cada uno tiene sus métodos.

Besos sin recuerdos y aleteos de ascenso.

ADR: Sí, yo también tengo esa pequeña paranoia, capítulos y cajas de recuerdos….y como tu bien dices, no todas tienen forma de cajas.

¿Te gusta Sandman? Ains ains ains…lo adoro.

Besazos.

haThus dijo...

Escrito en fecha 10 de octubre del 2008 y ¿todavía no tenía caja? O ¿esa caja ya era para el próximo?

Besos caducos.

Iraunsugue_Eternia dijo...

HATHUS: Me costaba guardarlo a él en una caja, quizás algún día te explique por qué. No, la caja negra era para el niño que pintaba oscuridades….era pasado, el próximo pensé que no tendría caja…aún lo pienso.

Un beso con los zapatos puestos.

haThus dijo...

Ahora es un poco confuso saber quien es el ese próximo del que hablas, pero quiero creer que te refieres al que en su día fuera la realidad de tu laberinto onírico. Si es así como dices, mejor no lo guardes en una caja, el nunca quiso ser enterrado. Todo lo que tengas de él puedes arrojarlo al mar, y si no estás segura de querer tirar nada date un tiempo para respirar y entonces decide, seguro que él todavía está ahí.

Besos desde el fondo del mar.