19 ago. 2008

¿Seguridad?


¿Y qué es la seguridad?

Pregunta el alma que siente y sueña, sino una mera quimera del hombre que inventa frases para subrayar la vida. Nombra el fino hilo por el cual camina, para no sentirse equilibrista de una existencia vana, que tarde o temprano caerá en el sueño del cual, quizás, nunca despertemos.

Por qué en verdad se sabe parte del circo y payaso de la opera prima que estrena a diario, a veces fuerte y capaz de elevarse sobre los propios carros férreos, que él mismo coloca estratégicamente en su camino. Porque el destino juega, pero la culpa reside en quien se siente ficha y se deja mover al antojo del delirio del sentir.

Malabaristas de sueños, planes, proyectos, metas inconcluentes, aparentes, volátiles y terrosas. No importa, inventamos y reinventamos el propio pensamiento para sentir más, para correr más, para pararnos, para concebirnos cómplices del caminar constante. Y la búsqueda reside en la seguridad que ansia el alma que uno porta, el llegar a ese punto donde nada agota y todo calma, donde uno se sabe y se siente sonrisa.

La meta en verdad no es la gloria, sino la cuerda que se vuelve nudo bajo nuestros pies y traza líneas rectas hasta aquello que tenemos o anhelamos. Pendientes siempre de la palabra del otro, de aferrarnos a lo que uno consiguió para sentirse humano, con los miedos a cuesta que porta la espalda del que vivió y perdió, consciente de que podemos caernos y volvernos inseguridad máxima del exponente clásico, de lo que siempre fuimos.

Entonces, pienso y medito, y se me antoja etérea mi propia existencia humana, y observo que mis cuerdas nunca fueron lo suficientemente fuertes, como para asegurarme un desplazamiento pacífico y sin sobresaltos. Pero la que escribe porta alas y se sabe elevar alto, entonces, ¿por qué ese afán de seguridad?, ¿por qué el aferrarnos a algo?, ¿por qué el querer saber que lo que tenemos no marchará?, ¿por qué querer predecir el futuro?, ¿acaso no fue siempre mejor dejarse sorprender por el destino?

Y la que escribe se asegura los pasos concretos midiéndolos con los sentimientos, que la pueden y mecen, pero es que así vive, en el límite de la pasión, victima de un amor que no muere y en cambio mengua, y crece y desespera, y vive y sueña. Por qué en verdad es verdugo de los días monótonos, y en el fondo la cuerda la gusta floja para danzar a su antojo, sobre lo que siempre puede acarrear caídas. Quizás por qué en el fondo confía ciegamente en las alas que sabe de tinta en su espalda y así juega, a buscar fragilidades inquietas, a vivir viviendo saboreando las pasiones de su propia existencia.

Por qué en el fondo se sabe dueña de sus sueños, y la seguridad no es más que un estado atemporal que no llena sino vacía, porque cuando no lo tienes lo ansias y cuando lo sientes, lo pierdes por el simple hecho de pensar que lo tuviste.

Entonces dame vida y déjame mecerme en ella, ser la ola que marcha y llega, pero que siempre es de si…la dueña.

Iraunsugue Eternia
Fotografía-Fortificada seguridad, Besalú(Girona, Agosto 2008)

12 Atravesaron la realidad:

mErL dijo...

Hace tiempo que no me acercaba or este blog. La seguridad en nosotros mismos esta basada en nuestra autoestima, lo que pasa que los palos nos joden, duelen, marcan y nos cuesta aceptar, pero hay que darse cuenta que todo son lecciones, que la vida los problemas son parte de ella, hay que aceptarlas, canalizar los miedos que es quien tambalean la seguridad.....hay que soñar, porque sin sueños somos cadaveres vivientes, pero saber que muchas veces no salen como nos gusta, esto no ha de fastidiar nuestra seguridad.

besos.

JoseVi dijo...

Compañera de armas XD, de otra forma no se me ocurre nombrarte, eres una luchadora nata XD, no cambies esa faceta. ¿me llamas caballero? Mirate a un espejo Juana de Arco XD.

He reflexionado muchas veces en mi vida sobre lo que has escrito aqui. Algunas veces crei en esa gloria, hoy por hoy solo importa el camino.

He sido autonomo, no se si seguire, gane un primer premio internacional y 5 veces finalista internacionalmente ¿de que sirvio? De poco, no me dio muchas puertas profesionales. De mi futuro profesional igual me da, si sig autonomo, si encuentro un buen trabajo o si un simple sueldo humilde por algo sin formacion academica me porta el destino.

Eso si... desde aquella coca cola que tomabamos en el barrio y hablabas con un chico que buscaba mil puertas... ha llovido mucho.

Me siento orgulloso por el aikido, por mis compañeros, por el karate, por mis compañeros, por el esgrima y mis nuevos compañeros. Por mis dos buenos amigos aqui en Ontinyent, por mis padres que me enseñaron a luchar y por mis perros que tanto quiero. Por todos los que leen mi blog.

La gloria no existe Iraunsugue, ni banderas, ni naciones, sirve el sacrificio de la gente por sobrevivir, la lucha. Caer y levantarse. La historia no es como la cuentan. Me hubiera gustado nacer el el siglo XVII y luchar en flandes, bajo una bandera con la cruz de borgoña y gritar cierra españa ¿Para que? Tal vez para nada, pero hubiera luchado por los mios, no por esa bandera. Pocos soldados han luchado por la bandera que portan. Solo luchaban por vivir, es lo que rescato en mi blog. ¿naciones? Eso depende de la fortuna de nacer en un lugar u en otro. El honor de luchar por los tuyos es lo que necesitamos.
Me gusta españa cierto... pero eso no significa que no ame otros paises, otras culturas, incluso el Al-Andalus. De haber vivido en otra epoca, tal vez hubiera matado holandeses o musulmanes en una cruzada, pero si en mis manos hubiera estado... Hubiera hecho lo posible por convivir todos juntos. Muchas veces se ha hecho a lo largo de la historia pero no nos lo cuentan. Tal vez interesa mas una perspectiva de extrema derecha que nos pinta al capitan trueno, haciendonos aborrecer el grito de cierra españa... En fin, en este siglo XXI solo podemos pedir una cosa, ser personas de valor verdadero, dejarnos de ideologias y aprender de cuanto nos rodea.

Un fuerte abrazo, no cambies nunca ;)

Iraunsugue_Eternia dijo...

MERL: Mmm realmente tienes razón, somos víctimas de nuestra propia autoestima, y cuando esta está por los suelos la seguridad en una quimera, pero ay amigo como cambia cuando el ego está alto.
Todo son lecciones, aprendizajes de una vida, pero el mayor aprendizaje es saber mantenerse en esa seguridad de uno mismo a pesar de las ventiscas.

Me ha gustado esa frase “sino soñamos somos cadáveres andantes”, ¿crees que hay gente que vive sin sueños?

Un abrazo.

JOSEVI: Compañeros de armas, jaja muy bueno Josevi. Me alegro que hayas conseguido pulir la sonrisa a la vida, y de la seguridad, ¿Qué opinas?.

Besos.

mErL dijo...

Eternia hay gente que desgraciadamente vive sin sueños, unos son los derrotados, otros los ilusos, otros gente sin personalidad, otros los que es más fácil quejarse por comodidad pero también exiten los que soñan con útopias o cosas materiales a base de la suerte, cuando esta nunca llega..........Por que la suerte de los sueños, primero hay sembrar, regar, y si sale recoger lo que nos depare.

La vida es una lucha constante, pero he de reconocer que hay temporadas que el cansancio hace mella en nuestro cuerpo y mente.

NO PARES NUNCA DE SOÑAR MUSA DE LOS VUELOS ETERNOS.

Besos.

ALMAGRISS dijo...

La seguridad es engañosa... No hay nada seguro, nada. Todo puede acabar mañana, ó dentro de un minuto quizá, por eso debemos vivir cada instante como si no fuese a haber un después, dándolo todo, absolutamente todo.
Mil besos (estos sí son seguros)

Iraunsugue_Eternia dijo...

MERL: Los sueños se sueñan y se buscan…ley de la atracción al fin y al cabo, ¿no? Es verdad que hay personas sin sueños, pero sabes siempre me gusta pensar que es que nadie les enseñó a soñar.
A veces pienso que mi mejor trabajo sería ese, el de soñadora, el de enseñar a soñar y hacer realidad los sueños…(tipo la Gemio en Sorpresa Sorpresa pero en versión más mágica xDDD)

Nos cansamos de luchar amigo?, no lo creo Merl, pienso que solo es un estado en el que tomamos aliento, quién nació luchador y soñador, nunca dejará de serlo.

Gracias por lo de Musa, me llena el alma que alguien vuelva a llamarme así, hace tiempo que ya no inspiró tanto como me gustaría. No dejaré de volar y aún menos de soñar.

Un abrazo cuenta cuentos.

ALMAGRISS: Me viene a la memoria con lo que me dices una película American Beauty y esa certera frase “Hoy es el primer día del resto de mi vida”. Intento vivir así, dándolo todo, sorbiendo hasta el último trago con la tranquilidad de quien vive y observa, por si ese momento no vuelve. Pero aún así, nuestra humanidad nos lleva por desgracia a necesitar la seguridad, de algún u otro modo.

Un abrazo también seguro.

haThus dijo...

Buscamos la seguridad por que no somos capaces de concebir la vida como impredecible. Unos se visten de importancia, basándose en estudios, gráficos, balances... otros de humildad, depositando su azaroso destino en manos de un díos omnipotente, otros aforrándose a la lectura de la palma de su mano, echadoras de cartas, posos de café... pero, al final, todos buscamos lo mismo, la seguridad necesaria para levantarnos todos los días pensando que, después de todo, nuestro esfuerzo va a tener una recompensa, que no se perderá en vano, la seguridad. Por eso cuando no obtenemos compensación, por que no hay nada seguro, o cuando las cosas no salen bien, la mayoría de nosotros, nos hundimos y buscamos una respuesta "justa" para lo que nos a pasado. La seguridad, no es un instinto humano, la seguridad forma parte de un aprendizaje, de un inculcado conocimiento que nos hace seguir adelante en el mismo camino que los demás, en la sociedad.

Volar y no seguir el camino marcado, es una forma de evasión, pero, inevitablemente, aquello que vuela solo lo hace por un determinado periodo de tiempo y siempre debe volver a posarse

Besos inseguros, pero con principios.

Iraunsugue_Eternia dijo...

HATHUS: Estoy de acuerdo en todo lo que expones, la seguridad es un aprendizaje obligado que nos impone la sociedad desde niños. Porque cuando uno nace ya nos enseñan pautas y nos proponen metas, y el no alcanzarlas supone ante los ojos de tereceros derrotas, esto nos lleva a estar siempre pendientes de esa seguridad y buscarla quizás donde menos se encuentra. Un buen trabajo, una relación sin alteraciones, etc. etc. etc. Pero en verdad, la seguridad que siempre debería ser es la de unos mismo, la de saberse y conocerse, la que siempre deberíamos sentir dentro para con nosotros, sin importarnos si los posos del café dicen que encontraremos uno o mil maridos, dos trabajos estupendos o tres con contratos basura. No debería importarnos el futuro, pero eso es difícil, muy difícil, y seguimos buscando el sentirnos seguros.

No estoy de acuerdo, quien vuela no se evade, tan solo aprendió a vivir a su manera, con sus formas y en ese estado gravitatorio también encuentra un equilibrio, te lo dice alguien que siempre sobrevuela esa tierra que tu nunca dejas de pisar. Lo importante es vivir, ¿qué más da como se haga?

Y la seguridad, a esa yo, no la conozco…entonces, ¿por qué la busco?

Besos más que nunca inseguros desde mi cielo.

AdR dijo...

¿Inseguridad?
Dudar sobre todas las cosas que poseemos, que soñamos, que podemos tocar o inventar casi de la nada y que nos ha costado tiempo y esfuerzo.

Danos más que pensar :)

Besos
P.D: ¡cuánto has publicado! :)

Iraunsugue_Eternia dijo...

ADR: La dudosa inseguridad humana…por qué en verdad, ¿Cuánto tiempo somos capaces de mantenernos en equilibrio?

Sí, es que me vino la musa inspirada y no pude dejar de escribir.

Besos.

Albert dijo...

No me preguntes porque... pero buscaba una imagen en google con las palabras "y potorro esmeralda" y me salió la foto de este post... que curiosamente está sacada en el pueblo de mis padres.

Viva el surrealismo. 0_0

Iraunsugue_Eternia dijo...

ALBERT: ¿Potorro esmeralda? Vaya jajaja tus búsquedas si que son surrealistas, pero que te salga esta foto desde luego aún más…precioso el pueblo de tus padres Albert, desde luego me robó el alma esmeralda…
Un saludo ;)