4 feb. 2009

Pesadillas II

Diminuta y pequeña se balancea sobre su propio cuerpo aferrada a las cuerdas de sus piernas, columpio de antaño en verde esmalte descascarillado, de hierro oxidado y horas de infancia.

Columpio de lágrimas,
balancín de silencios,
trampolín de cuentos que inventa en oscuros parajes desiertos.

Y el parque está vacío y solo lo cubren los cuervos,
-¿De qué tienes miedo niña de blanco?
Preguntan a media voz los bancos lacados cubiertos de moho.

-De los monstruos del armario –contesta dejándose mecer por las pesadillas que impulsan los vuelos rasgados.
Los demonios que habitan bajo la cama han cubierto el suelo de hollín y más allá no hay horizonte, ni luz, tan solo espacios en gris.

Tararea consciente de su propio estado, dejándose balancear por el pasado…y a lo lejos suenan los cascabeles metálicos que cuelgan de las cordoneras de sus zapatos. Las piernas heridas de caídas en rocas, arañazos de tiempo en sal gorda.

-Escuece la sal –dice la niña y los muertos se revuelven en sus picas.

-¿Dónde están tus alas? –preguntó el gran dragón, cubriendo de fuego en coronas ardientes los montes cercanos llenos de sierpes.

-Rotas y heridas, tan solo marchitas –tatarea pequeña la niña escondida.

Y la sangre burbujea en los charcos de cuchillas mientras el barro se hunde hacía el final de los tiempos, ya no hay columpios, tan solo pájaros muertos.
Los parques se desquebrajan en páginas negras, la tinta que mancha en palabras huecas.

-¿Moriremos hoy? –dice la dama en negro.

-Seguramente sí, y mañana renaceremos.

Se columpia tristeza en el huracán,
se esconde alegría bajo la cama,
ya ni siquiera habla nostalgia.

El silencio ha capturado a todas las niñas aladas.…cerrando tras de si todas las entradas.

Iraunsugue Eternia

Ilustración de google.

4 Atravesaron la realidad:

AdR dijo...

Si vas a transcribirme así todas tus pesadillas... que sean muchas.

Porque he disfrutado con ambas, con la rima escondida y con la que salta a la vista :)

Besos, niña

Iraunsugue_Eternia dijo...

ADR: Es lo que tienen las pesadillas que cuando las sueñas parecen el último reducto de una vida y al despertar tienen hasta rima.

Seguiré escribiendo compañero de cuentos.

Un beso, killo.

JuanMa dijo...

Se romperá el silencio y despertaremos...

Besos en silencio y un rugido bien ruidoso.

haThus dijo...

Es como entrar de pleno en un mundo de oscuridad y desolación, la descripción del entorno lo hace a uno sentir hasta el frio del columpio y la tristeza de la situación.

Abrazos de no tengas miedo de los montruos.