5 sept. 2008

El Observador observado.


Se ha sentado de espaldas al mundo, olvidando el trayecto que corre ante sus ojos, y las paradas se reflejan marchitas tras el soleado cristal. Tan solo parece escuchar la música que narran los cascos en sus oídos, mientras se aferra fuerte, a la fuente de la melodía que lleva entre sus manos.

Observa, el desconocido observa el ir y venir de la vida, mientras se pierde en la sonrisa del niño que habla precipitado a su lado, la señora que encamina bastón gastado, y hasta los jóvenes que endulzan sueños entre sus manos.
De vez en cuando suspira, tanto, que ella, la del fondo, no ha podido más que fijarse en el aire de sus entrañas, preguntándose que es aquello que el observador añora y gasta.

Así que se ha dedicado a recorrer las marcas grisáceas bajo sus ojos tierra, advirtiendo la rojez que los nubla en noche. Nota el cansancio en sus flácidas piernas, y hasta ha perseguido el cabello que se escapa rebelde de su coleta.
La tristeza la llega en oleadas de canciones de desamores y penas, que él intenta ocultar bajo un aire melancólico que lo envuelve.

Ella, desde su asiento, lo nota distante del mundo, dejándose llevar en un autobús público hacía la nada, mientras las lágrimas descienden por sus mejillas volviéndose cristalinas palabras.
Y aunque el observador calla, la del fondo lo escucha, y no nació hechicera, ni contadora de cartas, tan solo observadora de observadores a distancia. Por eso sabe que el refleja la desdicha de la distancia, quizás porque al mirarlo, se ve reflejada en las pupilas que añoran y llaman.

Ha mirado el móvil tantas veces que bien podría haberlo inventado en los segundos, que pasan lentos en ese autobús público. Espera y ansía, calma y suspira, ella se esconde tras las gafas oscuras para no ser vista. Pero él nota los ojos clavados en sus pupilas, y la mira directo.
Ella, la del fondo, se levanta de su asiento y pica la parada, al pasar por su lado se ha levantado ligeramente las gafas.

-Si está volverá, si ya se fue vendrá algo mejor –le ha dejado caer en los susurros rápidos.

-Está, lejos pero está –lo ha escuchado contestar a sus espaldas.

-La distancia solo es un estado atemporal, y el tiempo no es más que un suspiro cuando uno es amado –le ha contestado moldeando una sonrisa.

-Gracias –ha respondido él, mientras ella bajaba al mundo y se perdía entre la gente.

Iraunsugue Eternia

Fotografía-Rambla de Alicante, Enero 2008.

11 Atravesaron la realidad:

AdR dijo...

Yo no sé tú... pero a mí me parece uno de tus mejores posts. Lo de endulzar sueños te ha quedado... pues eso, bordado.

Besos

Max dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Max dijo...

Cuántas intensas historias de amor podrían nacer de estos fugaces encuentros en los que de alguna manera conectas con otra alma,(quizás hasta incluso gemela), aunque sea a través del frio escenario de un autobús.

Bellísimo texto Iraunsugue!!
Te felicito
Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

ADR: ¡Muchas gracias! No se si es el mejor, pero llevaba días para escribirlo…sigamos pues endulzando sueños.

Besos.

MAX: Es cierto, que muchos encuentros podrían traducirse en historias de amor…pero sabes Max, a veces estos encuentros ayudan a reforzar un amor que ya se siente por otra persona. Cuando nos almas se ven reflejadas y se saben del mismo sentimiento, es como un apoyo, como no saberse tan rara viendo que otra persona añora lo mismo.

Muchas gracias, besos.

CaminanteDeNoche dijo...

Ya era hora, desaparecida.
Muy hermoso tu texto, me hace revivir los momentos en que he sido observadora y observada, y aquellos en que la música envolvía mi melancolía o mis deseos...
En especial eso de: "La distancia solo es un estado atemporal, y el tiempo no es más que un suspiro cuando uno es amado"....o ama.

Besos

Iraunsugue_Eternia dijo...

CAMINANTE: Jajaja he estado un poco liada. Todos somos observados y observadores muchas veces al cabo del día, ¿cuantas personas habrán leído en nuestros pensamientos con solo mirarnos?
…o ama, eso también es verdad, amar, ser amado…que bonito verbo.

Besos

JuanMa dijo...

Cuando se mira, se conoce. Cuando se conoce se establece esa empatía, y surge esa magia.

No dejemos nunca de mirar.

Besos con miradas y rugidos empáticos.

ALMAGRISS dijo...

Por fin has vuelto..... menos mal. Te echaba de menos...
Algunas historias, cortas por su duración pero largas por su intensidad deberían suceder en realidad, como esta.
Pero que bien expresas el lenguaje del alma!
Mil besos guapa

Iraunsugue_Eternia dijo...

JUANMA: Es que hay que aprender a ver en las personas, y dejar que otros se encuentren en nuestra estructura.

Besos observadores y aleteos sobre el mundo.

ALMAGRISS: Jeje es que he tenido mucho trajín en mi vida últimamente, pero todo bueno. En verdad esta historia me pasó el otro día en el bus, es verdad que me fije en el chico porque le vi llorar, pero lo que no ocurrió fue la conversación. Digamos que de alguna forma sentí que añoraba algo o a alguien, y me identifiqué con él. Lo demás es pura ficción de almas.

Besos y abrazos.

haThus dijo...

Extraños comañeros de viaje y extrañas soluciones imaginarias. ¿Tus pensamientos nunca descansan? date un respiro para disfrutar del mundo que está puesto ahí para tí. No quiero ver lágrimas en tus mejillas, no hay motivo,ya lo verás.

Besos de cleanex absorvelágrimas.

Iraunsugue_Eternia dijo...

HATHUS: En el fondo nos encontramos para compartir esa añoranza del ser querido..sabes que soy un terremoto de pensamientos y huracán de ideas…debería descansar..como ahora. Sino lloro, es la alergia..¿te vale como excusa? Ya sabes que te echo de menos gato.

Besos sin lágrimas.