6 may. 2012

Hasta Siempre Pelusa Oníria!


 
Te has marchado con tus ventanas de cielo fijas en el horizonte, bajo el edredón de tus siestas has arañado la séptima de tus vidas antes de alcanzar el Valhalla. Y diecisiete años no son suficientes para acunarte en una mantita de recuerdos que ahora envuelve tu cuerpo inerte, ni lo serán para olvidarte, ni tan siquiera los ochenta que sumarían tus huesos.


Aún quedan restos de ti en mi piel, heridas de guerra y risas, de bufidos y arañazos que se convirtieron en las cicatrices de mis brazos. Sé que nunca volverás a ronronearme al oído cuando vuelva a casa de mamá, ni dormirás sobre mi cabeza como hacías siendo tan solo un cachorro. Por mucho que mire al suelo no pasearás entre mis piernas mientras avance por el pasillo, ni sentiré tu patita reclamando comida cuando nos sentemos a la mesa.

Ahora sé que Calíope ya no escribirá puestas de sol sosteniendo a Oníria sobre su regazo. Su gata, mi gata, nuestra gata…tu recuerdo vivo en papel, tinta de mis letras. Compañera de noches en vela postrada sobre un escritorio de madera mientras me observabas despuntar los primeros de mis versos.

No habrá más que un amanecer para ti pequeña amiga, el último aquí, el primero allí donde te encuentres.

Bajo el árbol de mi niñez reposas ahora, con una fotografía de tu familia humana entre las patas, abrazándonos, abrazándote…

Te has marchado con tus ventanas de cielo fijas en el horizonte, arañando la séptima de tus cartas, durmiendo sobre el regazo de nuestra madre Gaia.

Laura Butragueño (Iraunsugue Eternia)

2 Atravesaron la realidad:

Hyku dijo...

Tenga un placentero viaje...

Mitch dijo...

Nunca se van al final, siempre hay algo de ellos con nosotros, que solo se une cuando partimos también. Un gran abrazo, es un placer volver a leerte despues de tantos años.

Atte.
Mitch (alias Asrham Rayuek)